Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Crisis del crudo tiene su lado bueno para algunos ciudadanos

Foto de Archivo: La República

Bogotá, 19 dic (EFE).- La caída de los precios internacionales del petróleo, que tanto preocupa a productores como Venezuela, México, Brasil y Ecuador, tiene su lado bueno para los ciudadanos de algunos países latinoamericanos, pues ahora pueden llenar los tanques de sus vehículos por menos plata.


Publicidad

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, anunció hoy un abaratamiento de los precios de las gasolinas que distribuye la empresa estatal Petropar, acorde con la tendencia mundial de precios a la baja.

Los precios de las gasolinas de Petropar se reducirán entre un 2,6 % (la de 90 octanos) y un 11,2 % (la premium) y “en el menor tiempo posible” se aplicarán rebajas a los del diésel y el gas.

Desde octubre, el precio internacional del crudo ha caído desde la franja de los 90 dólares el barril hasta los 54 dólares que marcó este jueves, su nivel más bajo en cinco años, lo que significa muchos millones de dólares menos para las arcas del Estado y las petroleras de los países agraciados con el “oro negro”.

La buena noticia de hoy para estos países es que el petróleo de Texas (WTI) subió un 4,45 % y terminó con un precio de 56,52 dólares el barril, 2,41 dólares más que el precio de cierre del jueves.

Ese nivel, sin embargo, está muy por debajo de los máximos anuales anotados a finales de junio, de 102 dólares por barril.

En Chile, los precios de los combustibles han bajado drásticamente en las últimas ocho semanas y esa caída ha incidido con fuerza en el Índice de Precios al Consumidor, que no tuvieron variación en noviembre y se prevé que registren una deflación del 0,2 % en el último mes del año.

En la República Dominicana, donde los precios de los combustibles se fijan todos los viernes, llevan 24 semanas consecutivas en baja, y en Panamá, la Secretaría Nacional de Energía calcula que en lo que va de año ha habido un 25 % de rebaja promedio.

El desplome de los precios del crudo también ha repercutido positivamente en los bolsillos de los habitantes de Honduras, El Salvador, Nicaragua, Guatemala y Costa Rica, donde se han registrado bajadas generalizadas.

Por el contrario, en Argentina los precios se mantienen por ahora como si en el mercado internacional de crudo no hubiera pasado nada.

Medios argentinos apuntaron hoy que el Ministerio de Economía busca bajar los precios entre un 5 % y un 10 %, pese a las reticencias de la petrolera de participación estatal YPF, pero el jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, dijo que por ahora no hay nada oficial.

El abaratamiento de los combustibles en Colombia, donde el Gobierno fija los precios de referencia mensuales y por áreas geográficas para los distintos tipos, ha sido por ahora moderado.

La mayor caída se ha dado en el diésel que en diciembre tiene un precio de referencia de 8.257 pesos (unos 3,6 dólares) el galón (3,78 litros), el más bajo desde julio de 2013.

En Perú, los precios de referencia de las gasolinas y gasóleos disminuyeron esta semana entre un 7,1 % y un 11 % respecto a la semana anterior, según un informe del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin).

Fuentes de la estatal Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap) de Uruguay señalaron a Efe que las tarifas de los combustibles tendrán una rebaja en los primeros días de enero, sin especificar el porcentaje.

De todas maneras no se espera que la disminución sea muy pronunciada, ya que hay otros elementos que inciden en el precio de comercialización, como el Impuesto Específico Interno (Imesi), que el Gobierno prevé ajustar al alza.

Los mexicanos no saben desde hace seis años lo que es una caída de los precios en las gasolineras. Desde 2008, los precios de los combustibles aumentan mensualmente en virtud de una reforma fiscal aprobada con el objetivo de eliminar gradualmente los subsidios.

Esos incrementos, conocidos como “gasolinazos”, prácticamente duplicaron el precio de la gasolina regular, que han pasado de 7,2 a 13,31 pesos (0,49 a 0,91 centavos de dólar) por litro.

Los aumentos mensuales terminarán en 2015, cuando el precio máximo de la gasolina se establecerá de acuerdo con la inflación.

En Venezuela, que tiene las mayores reservas de crudo del mundo y una economía muy dependiente del sector, por lo que el desplome del mercado es un quebradero de cabeza para el Gobierno, los precios de los combustibles están congelados desde hace más de 14 años.

El precio de la gasolina de 91 octanos es el más bajo de toda América Latina: 0,070 bolívares el litro (0,011 dólares el litro a la tasa más baja de 6,3 bolívares).

Según cálculos oficiales, el subsidio al precio del combustible le cuesta al Estado venezolano 12.600 millones de dólares anuales.

Bolivia también tiene congelados y subsidiados sus precios desde hace una década y el presidente Evo Morales debió dar marcha atrás cuando trató de subirlos a fines de 2010, ante el riesgo de un estallido social.

Según las autoridades bolivianas, si no hubiera subsidios estatales los precios serían hasta casi tres veces más altos.

En Cuba, los precios de los combustibles también los fija el Gobierno y están subsidiados. Hasta ahora no se han podido constatar los efectos de la bajada del crudo en los mercados internacionales.

En Brasil, la caída del precio internacional del crudo tampoco ha tenido hasta ahora un impacto en el mercado de combustibles.

Es más, el 6 de noviembre, pocos días después de las elecciones en las que la presidenta Dilma Rousseff fue reelegida para un segundo mandato, Petrobras determinó un alza del 3 % del precio de la gasolina y de un 5 % del diésel. EFE