Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Merkel asegura que la eurozona y Grecia tienen “un camino difícil por delante”

La canciller alemana, Angela Merkel, habla durante un acto en la sede de Asahi Shimbun en Tokio, el 9 de marzo de 2015. (Foto AP/Koji Sasahara, Pool)

La canciller alemana, Angela Merkel, pidió este lunes a Grecia “responsabilidad” a la hora de aplicar las “reformas necesarias” que acordó con los países de la eurozona, y afirmó que ambas partes tienen “un camino difícil por delante”.


Publicidad

Merkel se pronunció así durante una rueda de prensa en Tokio, celebrada tras reunirse con el primer ministro nipón, Shinzo Abe, durante la primera jornada de su visita oficial de dos días a Japón, la primera en los últimos siete años.

Ya lo he dicho varias veces y lo vuelvo a repetir, nuestro objetivo es que Grecia se quede en la eurozona. Hemos hecho muchos esfuerzos en este sentido durante muchos años“, dijo la canciller alemana al ser preguntada por los medios sobre la posibilidad de que Grecia abandone la moneda única.

“Pero también hay dos aspectos a tener en cuenta, por un lado está la solidaridad de los socios europeos, y por otro la responsabilidad de aplicar las reformas necesarias a nivel nacional”, subrayó Merkel.

“Lo que puedo decir es que tenemos un camino difícil por delante”, afirmó la canciller alemana.

Merkel hizo estas declaraciones en Tokio el mismo día que los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona tratarán en Bruselas las propuestas que plantea Atenas para que la eurozona le conceda un desembolso parcial de las ayudas pendientes o elevar el límite de emisión de deuda a corto plazo.

El titular griego del ramo, Yanis Varufakis, tiene previsto explicar su plan de reformas inmediatas, con el que pretende aumentar la recaudación de impuestos y ayudar a los ciudadanos, pero que por ahora sus socios europeos no aliviarán la urgencia de liquidez de Atenas con adelantos. EFE