Ecuador. Domingo 4 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Turismo en Francia enfrenta inundaciones y otros desafíos

Señalamientos de tráfico emergen de las aguas del Río Sena junto al puente Bir Hakeim durante las inundaciones en París, el sábado 4 de junio de 2016. Las huelgas de trabajadores y las serias inundaciones están causando un caos para los viajeros en Francia. (AP Foto/Francois Mori)

PARIS (AP) — El clima espantoso, las huelgas de trabajadores y las serias inundaciones han causado un caos para los viajeros, y los temores sobre seguridad luego de los mortíferos ataques de extremistas el año pasado en París siguen dando vueltas en la mente de la gente.

Publicidad

Ha sido un periodo complicado para el turismo francés y a los funcionarios les preocupa que más problemas puedan afectar la imagen del país justo cuando se prepara para recibir a los aficionados del máximo evento deportivo de Europa: la Eurocopa 2016.

“Debo admitir que las huelgas, las lluvias, los ataques, realmente han dañado la imagen de Francia frente a nuestros amigos turistas extranjeros”, dijo Herve Becam, vicepresidente del sindicato de hoteleros de Francia.

Becam señaló que la tasa de ocupación hotelera ha bajado casi 25% en París, pero con la Eurocopa iniciando el próximo viernes, la situación podría mejorar. París es una de las nueve ciudades francesas que serán sede del torneo que cautivará a Europa durante un mes.

Otros en el sector turístico del país han exhortado a los trabajadores enfadados por las reformas laborales propuestas por el gobierno a suspender sus repetidas huelgas y protestas —algunas de las cuales han causado largas filas en las gasolineras, desabastecimiento de combustible y puentes bloqueados por barricadas.

“Aún hay tiempo para rescatar la temporada de turismo al ponerle un fin a estos bloqueos que son transmitidos a nivel mundial”, afirmó Frédéric Valletoux, presidente del comité de turismo de la región de París.

Sin embargo, su comentario parece haber caído en oídos sordos.

El jueves, los trabajadores en paro laboral generaron apagones al interrumpir el servicio de una importante red de energía eléctrica en el oeste de Francia, mientras otros manifestantes tomaron brevemente las vías férreas en una estación de trenes de París.

Una lluvia histórica se suma a la miseria. A causa de las inundaciones a lo largo del río Sena, que se abre paso por la capital, las autoridades francesas han cerrado muchos de los sitios emblemáticos del país: el museo Louvre, el museo de Orsay, la Biblioteca Nacional y el Gran Palais, un centro de exposiciones con una espectacular cúpula de acero y cristal, por nombrar algunos. El Louvre no reabrirá antes del miércoles.

El gobierno francés ha afirmado que cerca de 90.000 policías, soldados, guardias privados y otros elementos de vigilancia garantizarán la seguridad para la Eurocopa.

Publicidad