Ecuador. viernes 22 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La mayor refinería de Estados Unidos pasa a manos saudíes

A storm rolls over Motiva in Port Arthur Thursday after the opening ceremonies for the company's Crude Expansion project. High ranking officials from Motiva, Saudi Aramco and Shell spoke at the event. Photo taken Thursday, May 31, 2012 Guiseppe Barranco/The Enterprise

La mayor petrolera del mundo, la saudí Aramco (estatal), se hizo con el 100 % de la refinería Port Arthur, la más grande de EE.UU., según informó este lunes la holandesa Shell, con la que compartía hasta ahora su titularidad.


Publicidad

Aramco y Shell llegaron a un acuerdo para distribuirse los bienes que compartían a través de la sociedad Motiva Enterprises.

La joya de la corona, Port Arthur, cayó en manos saudíes. Esta refinería ubicada en la parte texana del golfo de México tiene capacidad para procesar 600.000 barriles diarios.

Además de Port Arthur, la petrolera saudí se quedó con 24 terminales de distribución y con el derecho exclusivo de vender gasolina Shell en Georgia, las Carolinas, Virginia, Maryland, el Distrito de Columbia, el oriente de Texas y la mayor parte de Florida.

Shell, por su parte, obtuvo las refinerías de Convent y Norco, ambas en Luisiana, once terminales de distribución y la marca en Alabama, Misisipi, Tennessee, Luisiana, una porción de Florida y el noreste de Estados Unidos.

Estos bienes se integran ahora al resto de los que tiene Shell en Estados Unidos, donde emplea a 20.000 personas en los 50 estados.

Con el control de Port Arthur, Arabia Saudí puede exportar más petróleo para refinar a Estados Unidos. Este país del golfo Pérsico es, detrás de Canadá, el mayor exportador de petróleo a EE.UU.

En febrero, Arabia Saudí exportó 1,3 millones de barriles diarios a Estados Unidos, un 32 % más que en el año anterior, de acuerdo con la CNN. EFE