Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gobierno presenta demoledor informe sobre el sector petrolero

Carlos Pérez, Ministro de Hidrocarburos y el Presidente Lenin Moreno,. Foto difundida por @AgriculturaEc

El Ministro de Hidrocarburos Carlos Pérez detalló hoy el funcionamiento de la Refinería de Esmeraldas y dijo que la situación de esta es “crítica”. “El trabajo de repotenciación de la Refinería de Esmeraldas no fue integral. Fue focalizada a ciertos sectores que fueron reparados, y en muchos de ellos, pese a que el tiempo transcurrido desde que se repararon es corto, ya tienen problemas en la operación de ciertas áreas. Por ejemplo el área de FCC tiene problemas serios”.


Publicidad

Pérez advirtió que parar la refinería y reparar los daños “toma tiempo”. “La unidad de FCC tomaría 45 días el parar la refinería, hacer las reparaciones y ponerla nuevamente en funcionamiento. Parar la refinería cuesta un millón doscientos mil dólares diarios. Tenemos poca confiabilidad en la capacidad de generación eléctrica propia de la refinería. Esos sistemas de generación son obsoletos, han cumplido su vida útil y necesitan ser reemplazados y apenas un generados de cuatro megavatios fue reemplazado en la repotenciación de la refinería”, dijo.

Y agregó: “Los otros cuatros generadores no fueron reemplazados. Por eso hace unas semanas uno de ellos se incendió y está inservible“. “Tenemos problemas serios con la tanquería para el almacenamiento, lo cual también fue parte de la repotenciación. Algunos de los tanques están a medio construir o sin reparar. Una de las plantas de azufre se construyó y nunca funcionó (…). Estamos trabajando en una evaluación integral, todavía no sabemos cuánto costará toda esta reparación”.

La refinería de Esmeraldas fue intervenida en 2008, después de que la empresa pública Petroecuador fuera declarada en emergencia en noviembre de 2007, a través del Decreto Ejecutivo N° 766, suscrito por el entonces presidente Rafael Correa. La repotenciación, liderada por el vicepresidente Jorge Glas, costó dos mil millones de dólares. Alrededor de la repotenciación surgieron graves denuncias de cobros de sobornos, que llevó a la cárcel al entonces Gerente de Petroecuador, Álex Bravo, y el Ministro de Hidrocarburos, Carlos Pareja Yanuzelli, uno de los más grandes escándalos de corrupción del gobierno anterior.

El secretario de Estado también detalló que se encontraron deficiencias en operaciones de la planta Pascuales Cuenca, así como el proyecto Monteverde Chorrillos y la Refinería del Pacífico. Sobre este último, Pérez dijo que se debe revisar el alcance del proyecto y buscar alternativas porque el Ecuador no puede financiar el proyecto.

Como aspectos positivos, el ministro adelantó que a través de la preventa de petróleo, el Estado ecuatoriano comprometió 1.109 millones de barriles. En cuanto a estrategias establecidas desde el sector, el funcionario indicó que -entre otras cosas- existe un plan de mejoramiento de combustibles.

“Hemos tratado de ser lo más transparentes posibles”, expresó.  Luego de la ponencia del ministro Pérez, habló el presidente Moreno, quien calificó la gestión de ese centro industrial de “enorme irresponsabilidad” y lamentó que “el mal proceder de algunos haya afectado la reputación de este sector, que es puntal de la economía nacional”.

“Generalmente soy de rostro amable y sonriente, pero hay cosas que definitivamente borran la sonrisa de la cara. Da pena ver lo que muchos, o pocos, han hecho de Ecuador (..) He podido comprobar que ha habido una enorme irresponsabilidad”, indicó. Lo que se ha logrado es por parte de ustedes, “no por parte de los sinvergüenzas que se han llevado los recursos de la Patria”, les dijo Moreno a los trabajadores en Esmeraldas, a quienes les pidió que denuncien las irregularidades.

Añadió que es necesario generar espacios para establecer negociaciones con las empresas petroleras, a través de rondas petroleras. “Mucho se ha logrado y es por parte de ustedes (trabajadores petroleros), no es por parte de los sinvergüenzas que se han llevado la Patria”, lamentó el Primer Mandatario quien agregó que  “no solo que se han hecho mal las cosas (en la Refinería), sino que se ha puesto en terrible peligro al ser humano, y eso no lo vamos a permitir”.

“Un diseño mal hecho, una herramienta desgastada, un tornillo mal colocado, puede tener consecuencias fatales para la vida humana y el medio ambiente. Nada es más valiosa que la vida humana, vamos a preocuparnos por su seguridad”.

Al referirse al desarrollo de la Refinería del Pacífico, el presidente Moreno pidió al Ministro de Hidrocarburos que si no existen interesados en ella descarte el proyecto.

E instó a todos los involucrados en este sector, el principal motor de la economía nacional, a corregir “los problemas técnicos con trabajo, eficiencia, honestidad, y transparentando la información”.

Sobre el proyecto de construcción de la refinería del Pacífico, expresó de que “si no hay interesados (en invertir) debe quedar descartado”, a la vez que aseguró que la joya de la corona de la industria petrolera ecuatoriana, el yacimiento Sacha, estará en manos de la empresa pública Petroamazonas. “Los honestos son más”, ha dicho con énfasis. Y ha reiterado: “Los honestos son más, los deshonestos, ya los pondremos ante la Justicia”.

La venta de crudo es una de las principales fuentes de ingresos de Ecuador, el socio más pequeño de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con una producción de 510.000 barriles diarios.

  • Con reportes de EFE, Diario El Telégrafo y El Universo