Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Anfitrionas de los Globos de Oro abordaron temas delicados con humor

En esta imagen difundida por NBC, la anfitrionas de los Globos de Oro, Tina Fey, a la izquierda, y Amy Poehler, durante la ceremonia en Beverly Hills, California, el domingo 11 de enero del 2015. (AP Foto/NBC, Paul Drinkwater)

LOS ANGELES (AP) — Si de convertir algunos de los temas más delicados de Hollywood en chistes se trata, nadie hará el trabajo como Amy Poehler y Tina Fey.


Publicidad

En la ceremonia de los Globos de Oro del domingo, las humoristas abordaron el ataque cibernético a Sony Pictures y los alegatos de abuso sexual contra Bill Cosby. Las anfitrionas usaron su afable estilo y relajado ritmo para la comedia para abordar los temas al inaugurar una ceremonia de premios conocida por sus alegres arrebatos.

“Esta noche celebramos todos los maravillosos programas de televisión que conocemos y adoramos así como todas las películas que están bien con Corea del Norte”, bromeó Fey en referencia al ataque a Sony que las autoridades estadounidenses han atribuido a esa nación asiática. El ataque llevó a la filtración de una cantidad de información privada sobre el estudio y afectó el estreno de la cinta de Seth Rogen y James Franco “The Interview”.

Fey también se mofó de la película, que Corea del Norte dijo que consideraba como un acto de guerra, al decir que esa “no era la peor reseña que el filme había recibido”.

Fey y Poehler continuaron burlándose de la aislada nación durante la ceremonia, presentando a una mujer de expresión severa vestida como militar que dijeron que era una nueva miembro del grupo que otorga los Globos de Oro, la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. La mujer sostuvo una copia de una revista con una imagen del líder de Corea del Norte Kim Jong Un y tomó una foto con Meryl Streep. Más tarde reapareció en el escenario para “criticar” la ceremonia.

“Tenemos un montón de emails raros que no pueden salir”, dijo la mujer en broma a Streep para lograr que posara para la foto.

El receptor del Premio Cecil B. DeMille George Clooney hizo uso del humor pero también emitió un mensaje sombrío tras aceptar el reconocimiento.

Clooney bromeó sobre el ataque cibernético a Sony, que incluyó la filtración de correos electrónicos de directivos del estudio criticando a grandes estrellas, y la situación incómoda en los Globos.

Terminó su discurso rindiendo homenaje a quienes se manifestaron en apoyo a las víctimas de los ataques terroristas a la publicación satírica Charlie Hebdo y la subsiguiente crisis de rehenes en París.

“No marcharon en protesta”, dijo. “Marcharon en apoyo de la idea de que no caminaremos con miedo. No lo haremos. Je Suis Charlie”.

Otras estrellas usaron el lema en la alfombra roja y durante el show.

El actor y cantante Jared Leto pronunció la frase antes de presentar un premio, y Amy Adams expresó sus condolencias al pueblo de Francia mientras era entrevistada entre bambalinas.

Los alegatos de que Cosby drogó y violó a varias mujeres no quedaron fuera.

Poehler convirtió la tradicional introducción de películas notables, que es estándar en muchas ceremonias de premios, en una oportunidad para pullar a Cosby, quien ha sido señalado de drogar y abusar a más de 15 mujeres. Cosby ha rechazado muchas de las acusaciones, pero también bromeó sobre el tema en una presentación reciente en Canadá.

“En ‘Into the Woods’, Cenicienta escapa de su príncipe, Rapunzel es arrojada de la torre por su príncipe y la Bella Durmiente sólo pensaba que estaba tomándose un café con Bill Cosby”, dijo Poehler durante una presentación en los Globos.

Los ataques en París no fueron el único tema abordado con seriedad en la ceremonia del domingo.

Common, quien ganó el premio a la mejor canción original por “Glory”, que se usó en la película sobre los derechos civiles “Selma”, se refirió a las tensas relaciones raciales en Estados Unidos y habló de cómo su trabajo en la película lo había cambiado.

“Me di cuenta de que yo era la mujer negra con esperanza a la que se le negaba el derecho a votar”, dijo Common. “Yo soy el solícito simpatizante blanco asesinado en el frente de la libertad. Soy el niño negro desarmado que quizás necesitaba una mano, pero en vez recibió una bala. Soy los dos policías caídos, asesinados en el cumplimiento de su deber. ‘Selma’ ha despertado mi humanidad”.