Ecuador. lunes 23 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Julieta”, de Almodóvar, es “muy honda, muy sabía”, asegura Emma Suárez

BARCELONA, 04/04/2016.- Las actrices, Emma Suárez (i) y Adriana Ugarte(d), y el actor, Daniel Grao, protagonistas del nuevo filme de Pedro Almodóvar "Julieta", a la que encarnan en dos períodos diferentes, posan conjuntamente hoy durante la entrevista con Efe, en la que han comentado su trabajo a las órdenes del cineasta manchego, que vuelve a sumergirse en el universo femenino con un drama sobre el reencuentro de una madre y su hija tras una separación de 12 años.-EFE/ Andreu Dalmau

Barcelona, (EFE).- La actriz Emma Suárez, protagonista junto con Adriana Ugarte del nuevo filme de Pedro Almodóvar, “Julieta”, consideró hoy que el cineasta ha conseguido una película “muy honda, muy sabia”, en la que muestra su sentimiento de la vida, donde “los silencios hablan más que lo que se cuenta”.


Publicidad

En declaraciones a Efe, aseveró que fue “fascinante” trabajar con Almodóvar, quien le permitió implicarse en su mundo y ver que es un hombre “implacable”, uno de los más exigentes que ha conocido, alguien que “cuida el más mínimo detalle, cada plano que rueda es como un cuadro”. “Te exige muchísimo”, aseguró.

De este nuevo film le gusta que Almodóvar “ha paseado por varios territorios, que se susurran en la película, como el de las sectas o el de la fe”.

A su juicio, la cinta da a entender que muchos llegan “al fanatismo por el vacío que tienen en su existencia”.

“Julieta” se inspira en tres relatos de la premio nobel Alice Munro y la actriz recuerda que la primera vez que Almodóvar habló de la película que quería hacer ella estaba leyendo “Escapada”, de la misma escritora canadiense. “Esto es magia”, aseguró.

Emma Suárez no esconde que, cuando leyó el guión, ya quedó “sobrecogida” por las circunstancias vitales de la protagonista y de qué manera “un accidente la fractura y le hace convertirse en otra, cómo el dolor la transforma”.

También trata del sentimiento de culpa, de “cómo lo transmitimos a nuestros hijos”, de las ausencias, del abandono, de que “cuando alguien se marcha está más cerca que cuando estaba”.

Adriana Ugarte, la otra protagonista, señaló que Almodóvar tenía muy claro que lo más importante de las dos actrices que dieran vida al personaje de Julieta es que “tuvieran una manera en común de entender el dolor. No intentó que fueran idénticas: está claro que son dos personas distintas”.

“Lo que más me gusta -prosiguió- es que la película es muy realista, muy como la vida, donde no nos permitimos desgarrarnos, aunque llevamos el dolor atravesado”.

Pero, al igual que Suárez, cree que en la película hay esperanza. “Aunque la vida no sea un paraíso, sí es una aventura, y hay momentos tan maravillosos que merece la pena vivirlos”, apuntó.

La actriz Inma Cuesta, que interpreta a Ava, una artista atractiva y misteriosa que también calla muchas cosas, ve la cinta como “un drama hondo, no un melodrama, porque no busca la lágrima fácil, se va colando poco a poco, y acaba quedando como un poso amargo, dejándote sin palabras”.

Tampoco ha obviado que le ha gustado mucho rodar con Almodóvar, para quien sólo tuvo buenas palabras: “Me gusta que me reten, y él es alguien muy exigente, en el sentido positivo, porque te pone en el límite y saca lo mejor de ti misma”. EFE (I)