Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Neil Harbisson asegura que en el futuro todo el mundo será un cyborg

México, 4 jul (EFE).- Neil Harbisson, un artista británico que nació con incapacidad de percibir colores y ha logrado desarrollar un aparato implantado en su cuerpo que convierte los colores en sonidos, dijo que en el futuro todo el mundo contará con equipos electrónicos dentro del organismo.


Publicidad

“En un futuro todos tendremos tecnología incorporada en el cuerpo”, afirmó Harbisson, quien se presentó como un cyborg durante su intervención en el festival tecnológico TagDF en la capital mexicana.

Sin embargo, la sociedad todavía no está preparada “para ver a seres humanos con tecnología como parte de su cuerpo”, dijo este artista que nació con acromatopsia, un problema visual que le impide ver los colores.

Explicó que solo puede ver el mundo en blanco y negro, por lo que se vio obligado a extender sus sentidos a través de la implantación de un “ojo cibernético”.

Incluso logró ir más allá de la escala cromática y ahora percibe no solo los colores fundamentales, sino el infrarrojo y el ultravioleta, al convertirlos en 360 microtonos de la escala musical, indicó.

Harbisson (Belfast, 1982) aseguró que en su cuerpo ya existe una unión real con la cibernética. “No noto que mi cuerpo sea tecnología, sino que es una extensión de mis sentidos”, apuntó.

Señaló que en su percepción no existen personas negras o blancas, sino que todos son una variación del naranja; mientras que las ciudades no son grises.

“Eso es falso, pues cada ciudad tiene sus colores dominantes, como Madrid, donde predomina el ámbar y el terracota, mientras que Londres tiene el rojo y el amarillo”, comentó.

Para este artista, ir a un supermercado se convierte en un paseo con música electrónica debido a la multitud de colores, mientras que asistir a un museo le permite percibir el arte con variedad de sonidos. Una pintura clásica es muy diferente a un Picasso o a una obra de Andy Warhol, dijo.

Harbisson, quien convirtió una debilidad en una fortaleza, aseguró que no se siente más cerca de los robots, sino de numerosas especies de animales que tienen capacidades de percepción superiores a las del ser humano.

“Incorporar tecnología no nos deshumaniza, debemos ver la tecnología como creación humana y eso nos hace más humanos”, aseveró. EFE