Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Carlos Montúfar, el nuevo rector de la U. San Francisco de Quito

Carlos Monfútar, rector de la Universidad San Francisco de Quito. Foto de Miguel Molina para La República.

Quito.- Un nuevo rector ha tomado las riendas de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ). Se trata de Carlos Montúfar Freile, uno de sus fundadores principales. Junto a él, asume como vicerrectora Ximena Córdova, la Decana del Colegio Politécnico de esa institución de educación superior.


Publicidad

El pasado viernes, 29 de mayo, la USFQ realizó elecciones para designar al rector y vicerrector. En este proceso electoral participaron con voto obligatorio los profesores, los estudiantes desde segundo año y los trabajadores de la universidad. El binomio Montúfar-Córdova (que fue el único que se presentó para este proceso) obtuvo 3.482 votos de un total de 3.772. Se registró una participación del 74% del padrón electoral.

Carlos Montúfar acompañó a Santiago Gantotena en la creación de la USFQ en 1988, desde entonces ha sido uno de sus directivos más visibles, además de profesor en el área de física.

La Ley Orgánica de Educación Superior establece un periodo de 5 años para rectores y vicerrectores, con la opción a una reelección. Además establece como requisitos poseer un título universitario de cuarto nivel, publicaciones relevantes y experiencia en docencia y gestión universitaria, entre otros.

Montúfar ha señalado, en una entrevista para Aula Magna, el periódico de la universidad, que “Santiago (Gangotena) se queda”, y ejercerá el cargo de Canciller de acuerdo a los nuevos estatutos. Un cargo que tiene como rol central “velar para que se mantenga la misión y visión de la universidad”.

El nuevo rector ha afirmado, además, que participó en unas elecciones en las que no cree pues él está en contra de que la política entre en la universidad y guarda la esperanza de que una futura reforma a la Ley Orgánica de Educación Superior restituya la autonomía universitaria en ese sentido. La idea fundamental que ha dicho será la razón de ser de su cargo como rector es la “defensa de las Artes Liberales”, que es el modelo educativo que ha tenido la Universidad San Francisco desde sus orígenes y que consiste en formar individuos integrales o generalistas especializados, no especialistas.

Montúfar se dio tiempo para responder una pregunta a La República.EC, sobre su visión de la educación superior respecto de la formación del individuo libre.

Sr. Montúfar, ¿los profesionales deben formarse en función de las necesidades del país o de lo que libremente decidan estudiar?

– Lo último, sin duda. En un país en vías de desarrollo la planificación de la educación es grave. Debemos fomentar la investigación que al individuo le apasione, para empezar a tener maza crítica de investigadores y profesionales en ciertas áreas. El Estado no puede coartar a las universidades la libertad de que se oferten todas las carreras y tampoco puede coartar al estudiante que estudie algo que el país no piense que es de interés nacional. Yo soy físico, ¿para qué le sirve al país hacer estudios de física en el CERN? Pero no es ese el punto, sino que vamos formando investigadores y poco a poco el cambio en la investigación se va dando. Es un proceso que durará mínimo 50 años, pero está iniciado. El individuo tiene la libertad de escoger, aunque sea equivocadamente, meterse a una carrera que está saturada. El Estado puede decidir en las universidades publicas no financiar ciertas carreras, pero el sistema debe ser abierto incluso a nivel de la educación superior estatal. Abrir y cerrar carreras conforme a las necesidades coyunturales de la época o de lo que ellos predigan no es recomendable porque las condiciones pueden cambiar y el mundo tecnológico y empresarial volverse impredecible. De pronto formamos a un estudiante en una carrera que necesitamos hoy y tal vez en 10 años esa carrera es obsoleta.

(I)