Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La historia de Sofía, la “stripper” que será princesa de Suecia

El príncipe Carlos Felipe, de Suecia, y su novia, Sofía Hellqvist.

La historia arrasa en las revistas del corazón de toda Europa. Sofía Hellqvist, ganadora del concurso de televisión Hotel Paradise, algo así como Gran Hermano, que también trabajó como camarera, modelo y stripper, se convertirá el próximo día 13 de junio en princesa por su matrimonio con Carlos Felipe, el único hijo varón de los Reyes de Suecia.


Publicidad

El poco interés por la nobleza es de familia. La hermana mayor de Carlos Felipe, Victoria, heredera del trono, se enamoró y se casó con su preparador físico. Esta semana, la Carlos Felipe y Sofía han comparecido ante los medios. “Probablemente no haya conocido la magia del amor antes de encontrar a Sofía, pero desde que la conozco siento de verdad cómo puede transformar a una persona”, proclamó el príncipe a la televisión TV4. “Carlos Felipe es definitivamente el adecuado para mí. Es mi mejor amigo de muchas maneras. El amor construye a una persona de una forma increíble”, añadió ella.

Las declaraciones del príncipe tuvieron una rápida respuesta. Emma Pernald, con quien mantuvo una larga relación, declaró airada: “Es extraño oír eso. Yo sí sentí el amor durante los 10 años que estuvimos juntos”.

Carlos Felipe, de 36 años, no reinará. Es el primer varón, pero el segundo  hijo, del rey Carlos Gustavo y la reina Silvia. Pero Suecia cambió la ley para que mujer y varón estuvieran en igualdad. Será Victoria, la mayor, quien sucederá a su padre. Aún así, que el hijo del rey, el hermano de la futura reina, quiera unirse a una mujer que media Suecia ha visto desnuda participando en realities de televisión no deja de ser todo un bombazo. Por eso desde hace un año cuando anunciaron su deseo de casarse han trabajado con la ayuda de un equipo de asesores de imagen y la que será la nueva princesa fue entrando poco a poco en la agenda de palacio.

La pareja comenzó a salir en 2010 y ha vivido junta en la isla Djurgarden de Estocolmo desde 2011.

En los últimos dos años Sofía ha participado en la vida familiar de los reyes de Suecia, ha asistido a las bodas y bautizos de las hermanas de su prometido y de sus sobrinas. Y, a la vez que su vida pública crecía, creía también el largo de sus faldas. Lejos queda aquella sesión de fotos que hizo con solo 20 años para la revista masculina Slitz, en la que posó solo con la compañía de una serpiente alrededor del cuerpo. Cuando la relación de Sofía con el príncipe trascendió, el periódico Expressen publicó aquella imagen de nuevo.

En todo caso, Sofía Hellqvist dio un vuelco a su vida y en 2009 se marchó como voluntaria a Ghana para construir un centro para mujeres y luego ha reconducido su carrera profesional hasta convertirse en profesora de yoga. Fue de regreso a Suecia cuando conoció a su príncipe.

Carlos Felipe goza de los privilegios de ser hijo del rey y tiene pocas obligaciones institucionales. Estudió Diseño Gráfico e Ingeniería Agrónoma. Y, como todo príncipe que se precie, posee formación militar. Pero lo suyo son los deportes de riesgo y la vida al límite. La última prueba, esta boda con la que ha retado a la monarquía más rancia.

Sofia Hellqvist

Sofia Hellqvist