Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Merkel resta importancia a sus opciones para hacer con el Nobel de la Paz

La canciller alemana, Angela Merkel. EFE/WOLFGANG KUMM/Archivo

Berlín, (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, restó hoy importancia a los rumores que la sitúan como una de las favoritas para hacerse este viernes con el premio Nobel de la Paz por su gestión de la crisis de los refugiados.


Publicidad

Merkel aludió a este asunto en una inusual entrevista en directo en horario de máxima audiencia en la televisión pública “ARD” centrada en la crisis de los refugiados y apenas unas horas después de intervenir de forma extraordinaria también por este tema ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo.

“Estoy ocupada y trabajando con mucha presión”, dijo la canciller para señalar que no tiene tiempo para prestar atención a las especulaciones sobre sus posibilidades de lograr este galardón.

Varias quinielas han colocado en los últimos días a la líder cristianodemócrata alemana como una de las principales candidatas a ganar en esta edición el Nobel de la Paz.

La canciller afirmó en esa entrevista que, pese a las dificultades, Alemania puede afrontar el reto de acoger a cientos de miles de refugiados, aunque reconoció que la solución definitiva de la crisis “no depende sólo” de su país.

“Lo conseguiremos. Estoy convencida”, afirmó llevada por el “optimismo” y la “disposición interna”, para añadir posteriormente: “Mi tarea es solucionar esta situación. Tengo la seguridad y el optimismo de que esto puede lograrse”.

Merkel indicó que “la situación está ahí” y que hay que hacerle frente y buscarle soluciones en distintos ámbitos, desde el interno nacional, pasando por el europeo, hasta el combate de las causas originales que obligan a la gente a abandonar su país.

Alemania prevé recibir este año unos 800.000 refugiados, una cifra récord que cuadruplica la de 2014, que fue la mayor en décadas. EFE

(I)