Ecuador. Jueves 22 de Junio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Angelina Jolie: Discriminación a refugiados “invita a inestabilidad”

Esta fotografía de archivo del 20 de junio de 2016 muestra a la actriz y activista Angelina Jolie, enviada especial de la oficina del Alto Comsionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, mientras habla con reporteros durante una reunión con el secretario de Estado John Kerry, en Washington.AP Foto/Manuel Balce Ceneta)

NUEVA YORK (AP) — La discriminación hacia los refugiados por su religión o país de origen “invita a la misma inestabilidad de la que nos buscamos proteger”, afirmó el jueves Angelina Jolie.

Publicidad

En un editorial publicado en The New York Times, la actriz y activista agregó que la decisión de Estados Unidos de suspender la reubicación de refugiados y el ingreso de ciudadanos de siete naciones predominantemente musulmanas no es la forma de ser estadounidense.

“Cada vez que nos apartamos de nuestros valores empeoramos el problema mismo que estamos tratando de contener”, escribe Jolie. “Nunca debemos permitir que nuestros valores se conviertan en el daño colateral de una búsqueda de mayor seguridad. Cerrar nuestras puertas a los refugiados o discriminar entre ellos no es nuestra forma de ser, y no aumenta nuestra seguridad”.

Jolie, una enviada especial de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados desde 2012, dice que los refugiados recomendados para ser reubicados suelen ser sobrevivientes de terrorismo y tortura, o podrían tener necesidad de atención médica de alta tecnología. Los refugiados que buscan entrar a Estados Unidos ya pasaron por una revisión exhaustiva de varias agencias federales, señaló.

“La crisis global de refugiados y la amenaza del terrorismo justifica completamente que sopesemos la mejor manera de proteger nuestras fronteras”, escribe. “Cada gobierno debe equilibrar las necesidades de sus ciudadanos con sus responsabilidades internacionales. Pero nuestra respuesta debe ser mesurada y debe estar basada en hechos, no en el miedo”.

(I)