Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Catalina y Guillermo alegran Polonia

De izquierda a derecha la duquesa de Cambridge Catalina, el príncipe Guillermo, el presidente de Polonia Andrzej Duda y la primera dama Agata Kornhauser-Duda posan para un retrato durante una ceremonia de bienvenida en Varsovia, Polonia, el lunes 17 de julio de 2017. El duque y la duquesa de Cambridge llegaron con sus hijos a Polonia como parte de un viaje de buena voluntad para estrechar los lazos de Gran Bretaña con dos naciones de la Unión Europea en medio de las negociaciones por el brexit. (Foto AP/Alik Keplicz)

VARSOVIA — El duque y la duquesa de Cambridge asistieron a una recepción en Polonia el lunes donde el príncipe Guillermo leyó una carta de la reina Isabel II elogiando las buenas relaciones bilaterales al comienzo de un viaje de buena voluntad por dos países que servirá para subrayar la intención de Gran Bretaña de mantener relaciones cordiales con la Unión Europea tras el Brexit.


Publicidad

Desde el aeropuerto de Varsovia la pareja real fue llevada en una caravana para encontrarse con el presidente Andrzej Duda y la primera dama en el palacio presidencial para un almuerzo, tras el cual visitaron los jardines del palacio. Caminaron un poco frente al edificio y fueron recibidos por una multitud con banderas británicas y polacas.

Estoy tan contento de haber visto a esta hermosa pareja”, dijo Helena Wozna, de 63 años, quien estaba entre la multitud. “El príncipe Guillermo me dio la mano, me alegra haber venido aquí”.

Guillermo y su esposa Kate se reunieron después con veteranos de la Segunda Guerra Mundial en un museo dedicado al levantamiento de Varsovia en 1944 contra los alemanes, y acudieron a un centro de negocios donde se reunieron con representantes empresariales polacos y británicos. Cientos de miles de polacos viven y trabajan en Gran Bretaña por lo que tienen una gran relación comercial.

Los anfitriones polacos han dicho que esta es una visita “de respeto y amistad” que muestra que las relaciones siguen siendo estrechas.

Por la noche durante la recepción, Guillermo dio un breve discurso y leyó una carta de su abuela, la reina Isabel II, en la que la monarca elogió los lazos bilaterales y recordó la visita que ella y el duque de Edimburgo hicieron a Polonia en 1996. La recepción ofrecida en honor a la reina de 91 años se realizó en el parque Lazienki.

Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono, ha asumido más deberes públicos en años recientes mientras que la reina gradualmente ha reducido sus compromisos por su avanzada edad.

En su primera visita oficial a Polonia, Guillermo y Catalina estuvieron acompañados por sus hijos el príncipe Jorge, quien cumplió cuatro años el sábado, y la princesa Carlota, de 2. Se espera que los niños llamen mucho la atención en un viaje que ha sido calificado por la prensa británica como una ofensiva de carisma para suavizar la diplomacia británica en medio del Brexit. El Palacio de Belvedere en Polonia, donde se hospedarán durante la visita, cuenta con un jardín para juegos.

A su llegada la duquesa llevaba puesta un conjunto de falda y saco color blanco de Alexander McQueen mientras cargaba a Charlotte, quien llevaba un vestido rosado sin mangas. Guillermo llevaba un traje oscuro y Jorge pantalones cortos y una camisa de manga larga a cuadros.

El martes la pareja real viajará a la costa del Báltico donde visitarán Stutthof, un antiguo campo de concentración nazi. También recorrerán la ciudad histórica de Gdansk, donde verán una réplica del teatro de Shakespeare y se reunirán con el expresidente Lech Walesa, quien ayudó a terminar la era del comunismo en Polonia. El miércoles se dirigirán a Berlín. AP

(I).

Catalina la duquesa de Cambridge carga a la princesa Carlota mientras camina con el príncipe Guillermo y el príncipe Jorge a su llegada al aeropuerto en Varsovia, Polonia, el lunes 17 de julio de 2017. El duque y la duquesa de Cambridge llegaron con sus hijos a Polonia como parte de un viaje de buena voluntad para estrechar los lazos de Gran Bretaña con dos naciones de la Unión Europea en medio de las negociaciones por el brexit. (Foto AP/Czarek Sokolowski)