Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Zelaya entiende posición de Ecuador

El expresidente de Honduras Manuel Zelaya consideró hoy que el acuerdo logrado y el regreso de su país a la Organización de Estados Americanos (OEA) es “una derrota de la derecha” y aseguró que la decisión de Ecuador de votar en contra es “totalmente coherente” con la situación en ese país.


Publicidad

“La derecha lo que tiene que aprender es que hoy recibió una derrota y que con mi retorno y con el acuerdo (de Cartagena) también recibieron una derrota con el fin de que nos entendamos”, sostuvo el exmandatario en una entrevista con el canal Telesur.

“Ellos nos derrocaron a nosotros cuando nos sacaron a balazos, pues nosotros ahora con este acuerdo también hemos obtenido una victoria”, continuó.

La OEA aprobó hoy con 32 votos a favor y el voto en contra de Ecuador el regreso de Honduras al organismo interamericano, del que fue suspendido el 4 de julio de 2009 tras el golpe de Estado contra el entonces presidente Zelaya, el 28 de junio de ese mismo año.

El exmandatario aseguró que comprende la decisión de Ecuador, el único país que votó en contra del reingreso de Honduras a la OEA por considerar que no se han hecho los cambios suficientes y no se ha castigado a los responsables del golpe.

“La posición de Ecuador es totalmente coherente con la posición del presidente, Rafael Correa, y el canciller, Ricardo Patiño”, afirmó, al recordar la sublevación policial de septiembre pasado contra el presidente Correa.

“Me parece que la posición de Ecuador es coherente con todo lo que ha sucedido y está pasando en Ecuador. No le podemos pedir más de lo que él ha expresado en este sentido”, añadió.

El regreso de Honduras a la OEA se produce después de que el exgobernante regresara a su país el pasado sábado en cumplimiento del Acuerdo de Cartagena.

Ese pacto, firmado el 22 de mayo por Zelaya y Lobo en Colombia con el respaldo político de ese país y de Venezuela, contempla cuatro puntos para lograr poner fin a la crisis política abierta en el país centroamericano con el golpe, entre ellos, el regreso del expresidente y el respeto de los derechos humanos.

Zelaya señaló que el acuerdo reconoce que hubo un golpe de Estado y afirmó que la “justicia” y el “perdón” llegarán con su cumplimiento.

“Yo voy a dedicar el 90 % de mi tiempo al respeto y la defensa de los derechos humanos y el 10 % a construir la política democrática de mi país junto al pueblo latinoamericano y a los pueblos en resistencia de Honduras”, dijo Zelaya.

Afirmó que ahora lo que toca es “seguir discutiendo abiertamente” y encontrar “puntos de coincidencia” en favor de la “reconciliación democrática” de Hondura