Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El dow jones cierra a la baja. La crisis de EE UU se extiende

El Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, acabó hoy con una caída del 2,19 % con la que perdió la simbólica cota de los 12.000 puntos, a pesar de que el presidente de EE.UU., Barack Obama, promulgó la ley con la que se evitó que el país entrara en suspensión de pagos.


Publicidad

Ese índice, que agrupa a las 30 mayores empresas cotizadas de EE.UU., quedó por debajo de una barrera psicológica que no perdía desde el pasado 24 de junio.

Por su parte, el selectivo S&P 500 retrocedió el 2,56 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdió el 2,75 %. En la recta final de la sesión esos tres índices ahondaron en las pérdidas que ya habían registrado durante toda la jornada y que vinieron motivadas en gran medida por la noticia de que en junio el gasto de los consumidores estadounidenses bajó por primera vez en casi dos años.

Así, apenas influyó sobre el ánimo de los inversores la finalización de la crisis de la deuda que ha puesto contra las cuerdas a Estados Unidos en las últimas semanas, ya que el presidente Obama promulgó hoy el acuerdo bipartidista para elevar el techo de endeudamiento, aprobado antes en el Congreso y el Senado. La aprobación in extremis de ese acuerdo, que tenía como límite este martes para ser alcanzado, consiguió evitar que el país se viera forzado a entrar en suspensión de pagos.

Mientras tanto, en Europa

Ni los duros recortes ni el alivio generado por el pacto en EE UU para evitar la suspensión de pagos han podido contra los mercados. En España tampoco ha dado resultados el adelanto de las elecciones convocadas por el presidente José Rodríguez Zapatero, según reseñan los analistas del diario El País. Por quinta jornada consecutiva, los inversores están prorrogando hoy el castigo a la deuda de España e Italia. El resultado del acoso ha sido dramático: la prima de riesgo, que es el sobreprecio exigido a los bonos españoles a 10 años en el mercado secundario frente a los alemanes y que marca las condiciones de financiación tanto para el Estado como para las entidades financieras residentes en el país, ha superado esta mañana por primera vez desde que el país entró en el euro los 400 puntos básicos durante esta tarde. No obstante, ha moderado el repunte a partir de ese momento y ha acabado en torno a los 386 puntos básicos, 12 más que ayer.

Bolsa de Valores en Madrid. Caída.

En ese nivel se acometió el rescate de Grecia, Portugal e Irlanda, según datos del mercado y expertos consultados.

El rendimiento de las obligaciones españolas a diez años creció ocho centésimas y se situó en el 6,282 por ciento, con un precio del 94,395 por ciento, 57 centésimas inferior al de la víspera.

La rentabilidad de la deuda alemana bajó casi cuatro centésimas y quedó al cierre en el 2,416 por ciento.

La situación del mercado estuvo condicionada hoy, según los analistas, por diversos factores, como los malos datos de actividad industrial conocidos ayer lunes en Estados Unidos, China y Europa. También siguió pesando el miedo a que se rebaje la calificación de la deuda estadounidense, a pesar del acuerdo alcanzado entre demócratas y republicanos para que la mayor economía del mundo evite la suspensión de pagos.

La debilidad del crecimiento económico de los países periféricos europeos y la desconfianza de los inversores en su capacidad para devolver los préstamos (Merrill Lynch indicó hoy que no invertirá en deuda española e italiana) también incidieron notablemente en la evolución de la deuda en esta jornada.

A primera hora, poco después de la apertura de la sesión, la prima de riesgo española crecía hasta 403 puntos básicos, máximo desde 1997, mientras que el interés de la deuda a diez años avanzaba hasta el 6,4 por ciento.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, decidió aplazar el comienzo de sus vacaciones para analizar la situación.

Desde Bruselas, la Comisión Europea, expresaba su respaldo a la economía española e indicaba, al igual que el Ejecutivo de Madrid, que España no se encuentra en una situación de necesitar ser rescatada. Con la ayuda de algunos inversores y la subasta de deuda en Bélgica, que colocó 2.750 millones en obligaciones a diez años, la situación se relajó, aunque al final de la jornada volvió a tensarse.

El próximo jueves el Tesoro español celebrará una subasta de deuda en la que prevé colocar entre 2.500 y 3.500 millones de euros en bonos a tres años.

Caídas

Todos los componentes del Dow Jones terminaron en terreno negativo, encabezados por la farmacéutica Pfizer (-4,58 %), que este día anunció que en el primer semestre de 2011 tuvo una ganancia neta de 4.832 millones de dólares, el 7 % más que de enero a junio de 2011.

También destacaron las caídas del conglomerado GE (-4,23 %), la cadena Home Depot (-4,18 %), el grupo United Tecnologies (-4,14 %) y el fabricante de aluminio Alcoa (-4 %), así como los del grupo Walt Disney (-3,82 %), la aeronáutica Boeing (-3,74 %) y el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (-3,51 %), entre muchos otros.

Fuera de ese índice bajaron las automovilísticas Ford (-4,05 %) y General Motors (-3,63 %), esta última pese a haber anunciado que sus ventas en EE.UU. aumentaron un 7,6 % en julio.

Por otro lado, las acciones del banco británico Barclays que cotizan en la Bolsa de Nueva York bajaron el 2,3 % un día en el que indicó que podría suprimir al menos 3.000 empleos este año al anunciar que sus beneficios cayeron el 38 % en el primer semestre del año.

En otros mercados el petróleo bajó el 1,16 % y cerró en 93,79 dólares por barril, el oro subió hasta un nuevo máximo histórico al cerrar en los 1.644,5 dólares la onza, el dólar ganaba terreno frente al euro (que se cambiaba por 1,4198 dólares) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a 10 años retrocedía al 2,62 %.

Con textos de EFE.