Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rivales buscan caída de Romney como favorito de los republicanos

MANCHESTER, Nueva Hampshire, EE.UU. (AP) — Los aspirantes a la candidatura presidencial republicana tienen la oportunidad de tumbar al favorito Mitt Romney, quien encabeza ampliamente las encuestas en Nueva Hampshire, en los debates de este sábado y domingo que podrían ser determinantes para la definición de la contienda.


Publicidad

En un proceso que ha incluido 13 enfrentamientos públicos previos, Romney ha salido indemne en la mayoría ante los seis o siete contrincantes que han pretendido robarle su posición en el centro del escenario.

Sin embargo, esto podría cambiar en el debate del sábado por la noche o en el programado para el domingo en la mañana, ante las pretensiones de Newt Gingrich y Rick Santorum de frenar la marcha de Romney hacia la candidatura presidencial del Partido Republicano.

En particular, Gingrich busca mantener a flote su campaña mientras que Santorum confía en aprovechar el resultado muy estrecho que logró frente a Romney en las elecciones primarias del Partido Republicano en Iowa.

Menos de 12 horas separan el debate del sábado de News/WMUR, de la ABC, y el debate del domingo de News/Facebook de la NBC en el programa “Meet the Press”.

“¡Dos debates! Uno mañana en la noche y otro en la mañana siguiente. ¿Para qué parar?”, manifestó Romney el viernes durante una escala de campaña en Tilton. “¿Por qué no seguimos adelante? ¡Sin pausas!”, apuntó.

Los debates pueden tener secuelas imprevistas. Días antes de las elecciones primarias de Nueva Hampshire en 2008, el entonces aspirante a la candidatura demócrata, Barack Obama, se refirió en ese estado a su contrincante Hillary Rodham Clinton como “bastante agradable”. Ese comentario de desdén desagradó a los partidarios de Clinton. Obama, que encabezaba las encuestas, perdió en esas primarias.

Los rivales de Romney necesitan acortar la desventaja considerable que les saca el primero en Nueva Hampshire y —según encuestas recientes— también en Carolina del Sur, donde seguirán las elecciones primarias republicanas.

Según dos sondeos difundidos el viernes, Romney saca al menos 20 puntos porcentuales al representante por Texas, Ron Paul, su rival más cercano.

A la fecha, los contrincantes de Romney han mirado más allá de las primeras elecciones primarias en Estados Unidos.

Santorum ha efectuado campaña aquí pero ha afrontado preguntas hostiles sobre su oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo y sus comentarios sobre la homosexualidad.

Gingrich ha hecho declaraciones en cuanto a lograr que Romney, aunque gane, logre menos de 50% de votos en Nueva Hampshire, en tanto que Paul, quien llegó el viernes al estado, se ha dedicado a criticar a Santorum.