Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dos coches bomba matan a 14 personas en Bagdad

BAGDAD (AP)Dos coches bomba estacionados explotaron este lunes y dejaron al menos 14 muertos y decenas de heridos en la capital iraquí, informaron la Policía y funcionarios de hospital, aumentando los temores ya elevados sobre el resurgimiento de un conflicto sectario a gran escala.


Publicidad

Los ataques parecían haber estado dirigidos contra policías, así como peregrinos chiíes que se dirigían a la ciudad sagrada de Karbala. Fueron los más recientes de una ola de ataques contra chiíes principalmente, que han matado a más de 90 personas en menos de una semana.

Los funcionarios dijeron que una de las bombas estalló cerca de un vehículo policial en el barrio chií de al-Shaab, matando a seis personas, entre ellas dos policías.

La segunda bomba estalló en el vecindario occidental de al-Muwasalat. Según las autoridades, el atentado también estaba dirigido contra peregrinos chiíes.

Las fuentes solicitaron el anonimato debido a que no estaban autorizadas ha proporcionar información a la prensa.

Horas antes, dos peregrinos chiíes murieron y otros 10 fueron heridos en una explosión en un camino del sur de Bagdad, informaron funcionarios iraquíes. El ataque ocurrió en el suburbio de Awairij de Bagdad.

Funcionarios policiales y de salud dijeron que la explosión de hoy tenía como objetivo a los peregrinos que van caminando a los sitios sagrados chiíes de Karbala, ciudad al sur de la capital, con la intención de conmemorar el fin de los 40 días de luto tras el aniversario de la muerte del Imam Hussein, una figura venerada por los chiíes.

Las explosiones contra la mayoría musulmana chií en Irak han aumentado en días recientes. Se cree que los ataques son obra de insurgentes suníes.

Los ataques se produjeron mientras funcionarios iraquíes siguen estancados en una crisis política cargada de tintes sectarios que estallaron mientras las últimas tropas estadounidenses partieron del país en diciembre.

En el corazón de la crisis está un intento del gobierno liderado por los chiíes para enjuiciar a un alto funcionario suní bajo cargos de terrorismo.