Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Viuda de Villar dice versión del Gobierno es “manipulación”

La Habana, (EFE).- La viuda del preso cubano Wilman Villar, fallecido en una huelga de hambre según la oposición interna de la isla, calificó hoy de “manipulación” y “engaño” la versión del Gobierno que negó su ayuno y que fuera un disidente.


Publicidad

Maritza Pelegrino, viuda de Villar y madre de sus dos hijas, dijo a Efe que la versión oficial del Gobierno del presidente Raúl Castro es “un cuento de la policía política” que intenta “manchar su imagen después de muerto”.

El Gobierno cubano divulgó ayer una “nota informativa” sobre la muerte de Villar, en la que se le define como un “recluso común” y asegura disponer de “abundantes pruebas y testimonios que demuestran que no era un ‘disidente’ ni estaba en huelga de hambre”.

De acuerdo con la nota, Villar fue encarcelado el 25 de noviembre por delitos de “desacato, atentado y resistencia” relacionados con una agresión a su esposa que denunció la madre de esta.

Después de esos hechos quedó “procesado en libertad” y comenzó a vincularse con “elementos contrarrevolucionarios” -como el régimen cubano llama a los disidentes-, “quienes le hicieron creer que su presunta pertenencia a los grupúsculos mercenarios le permitiría evadir la acción de la justicia”.

“Todo eso lo niego. Fue manipulado, es un engaño”, dijo Pelegrino a Efe desde la localidad de Contramaestre, en la provincia oriental de Santiago de Cuba, donde Villar fue enterrado ayer.

Según sus declaraciones telefónicas, cuando el Gobierno indica que Villar fue “procesado en libertad” se refiere a un episodio anterior en el cual fue detenido y golpeado en estado de ebriedad por la Policía aunque fue liberado bajo fianza a los pocos días.

“En ningún momento me agredió”, dijo Pelegrino, quien acusa al Gobierno de no haber atendido a tiempo a su esposo y cree que “lo dejaron morir”.

Pelegrino precisó que su última visita a Villar en la cárcel fue el 29 de diciembre pasado, cuando se le veía “deshidratado” y “muy flaco”, y consideró que la mejor prueba de que sí estaba en huelga de hambre es ella misma porque siguió todo el proceso.

Por su parte, el portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez, dijo no tener comentarios sobre la versión del caso divulgada por el Gobierno, al ser consultado hoy por Efe.

Según la disidencia, Wilman Villar, de 31 años, era un opositor “activo” desde el pasado septiembre, cuando se sumó a la ilegal Unión Patriótica de Cuba que lidera José Daniel Ferrer, exprisionero político del “Grupo de los 75”.

Comenzó a participar en actividades de este grupo y el 14 de noviembre fue detenido en una protesta. Días después fue juzgado y condenado a cuatro años de cárcel por delitos de desacato y atentado contra la autoridad.

Encarcelado en la prisión de Aguadores, en la provincia oriental de Santiago de Cuba, inició una huelga de hambre en protesta por su condena, de acuerdo con la oposición interna.

Fuentes familiares y opositoras explicaron que su salud se fue deteriorando progresivamente hasta que el pasado viernes fue trasladado al hospital santiaguero Juan Bruno Zayas, donde falleció por una “sepsis generalizada” y neumonía.

El fallecimiento de Villar ha suscitado reacciones de condena desde la disidencia interna, el exilio de Miami y los Gobiernos de EE.UU. y España, ante un caso que muchos compararon con el de Orlando Zapata, el preso político que falleció en febrero de 2010 en La Habana tras un largo ayuno.

El Gobierno cubano tildó hoy de “cínicas” e “inaceptables”, respectivamente, las condenas expresadas por Estados Unidos y España, y consideró que existe una “intensa campaña internacional difamatoria” para presentar a Villar como un disidente que falleció tras una huelga de hambre en prisión. EFE

arj/sam/eat