Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Malvinas: Argentina critica envío de príncipe Guillermo

BUENOS AIRES (AP) — Argentina negó de nuevo tener intenciones de librar una guerra por las islas Malvinas y señaló que Gran Bretaña es responsable por la militarización de esta disputa territorial al enviar a la zona tanto sus buques más poderosos como al príncipe Guillermo, “con uniforme de conquistador”.


Publicidad

El príncipe Guillermo, piloto de helicóptero de la Real Fuerza Aérea, comenzará pronto una misión militar de seis semanas en las Malvinas, entre febrero y marzo. El asunto se ha convertido en otro punto de discrepancia con Argentina, que ha buscado reclamar el archipiélago, llamado Falkland por los ingleses, que lo tomaron hace unos 180 años.

La cancillería argentina rechazó en duros términos la inminente visita de Guillermo. “El pueblo argentino lamenta que el heredero real arribe a suelo patrio con el uniforme del conquistador y no con la sabiduría del estadista que trabaja al servicio de la paz y el diálogo entre las Naciones”, indicó. 

Ambos países han intensificado una guerra de declaraciones en semanas recientes, de cara al 30mo aniversario de un intento fallido de Argentina por recuperar las islas. Aquella invasión fugaz terminó en cientos de muertes y en una humillación internacional para la junta militar que gobernaba el país sudamericano. Debilitada por la derrota, la dictadura permitió poco después el regreso de la democracia.

El secretario del Exterior británico William Hague dijo el martes que el envío de un buque de guerra a las islas Malvinas es una operación de rutina, pero añadió que la Armada británica “sabe golpear muy fuerte”.

Hague hizo la declaración a Sky News. El gobierno británico está enviando uno de sus buques de guerra más avanzados a las islas Malvinas, aunque aclaró que se trata de una operación de rutina.

“La República Argentina rechaza el intento británico de militarizar un conflicto sobre el cual las Naciones Unidas ya se han expedido en numerosas ocasiones y han indicado que ambas naciones deben resolver en negociaciones bilaterales”, expresó la cancillería argentina en un comunicado.

Respecto a las afirmaciones de Hague, el ministerio de Relaciones Exteriores argentino alertó que “los gobiernos deben evitar la tentación de incurrir en discursos que transformen el patriotismo en patrioterismo con el objeto de distraer la atención pública de políticas económicas de ajustes en un contexto de crisis estructural y alto desempleo” que afecta a las principales potencias de Europa.

El ministerio de Defensa dijo el martes que el destroyer HMS Dauntless reemplazará a la fragata HMS Montrose en las próximas semanas, una operación prevista desde hace tiempo.

La Foreign Office informó que Jeremy Browne, un ministro de jerarquía menor, viajará a las islas en junio para festejar el 30 aniversario de la breve guerra que libraron Gran Bretaña y Argentina por la soberanía en 1982.

Argentina convenció a Brasil, Uruguay y Chile el mes pasado que rechazaran a cualquier buque con la bandera de las Malvinas, que lleva el rojo, blanco y azul del Union Jack británico junto a un buque y una oveja.

El primer ministro británico David Cameron analizó la situación con varios ministros y jefes militares. Cameron dijo que los habitantes de las islas deben decidir su propio futuro y acusó a la Argentina de tener una actitud colonialista.