Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Assad exige que los rebeldes detengan ataques en Siria

BEIRUT (AP)El presidente sirio prometió hacer todo lo posible por garantizar el éxito del plan de paz del enviado de ONU Kofi Annan para su país, pero exigió que sus opositores detengan la violencia, en una jornada en que dos coroneles del ejército murieron en un ataque y un piloto fue secuestrado.


Publicidad

La condición puesta por Bashar Assad, de que la oposición prometa detener los ataques, podría complicar los intentos de Annan por poner fin a más de un año de violencia que, según ONU, ha dejado más de 9.000 muertos.

La oposición ha aceptado con cierta cautela el plan de seis puntos de Annan, que contempla la implementación de un alto al fuego por parte del régimen de Assad. Sin embargo, los opositores se han mostrado escépticos de que Assad cumpla, y consideran que aceptó el plan sólo para ganar tiempo mientras sus fuerzas siguen aplastando los levantamientos.

Difícilmente los rebeldes dejarán de pelear a menos que cesen las ofensivas de las fuerzas de seguridad.

En la jornada, hombres armados perpetraron ataques en la ciudad de Aleppo y en un suburbio de Damasco, ambos bastiones de apoyo al régimen sirio, donde mataron a dos coroneles del ejército y secuestraron a un piloto de alto rango.

La agencia de noticias estatal SANA culpó de los ataques a terroristas, la descripción usual que hace de las fuerzas rebeldes.

También este jueves, rebeldes atacaron un camión del ejército y mataron a dos soldados en la provincia central de Hama, dijeron activistas.

Por otra parte, nuevos enfrentamientos estallaron entre fuerzas del gobierno y soldados desertores en el norte y sur del país, y activistas dijeron que fuerzas de seguridad mataron a por lo menos 16 civiles en diversas partes de Siria, incluidos un niño y dos mujeres.

En tanto, líderes árabes se reúnen en Bagdad para tratar de zanjar profundas divisiones sobre la manera de enfrentar la crisis en Siria. Se espera que los líderes aprueben una resolución que exija un cese al fuego supervisado y una tregua diaria de dos horas en los combates para dar asistencia a civiles necesitados.

Dicha resolución sería menos rigurosa que los llamados previos del organismo para que Assad renuncie al poder, pero respaldaría los esfuerzos de Annan, el enviado de la ONU y de la Liga Arabe, para forjar una solución política.

En Siria, la violencia dominó el ambiente.

SANA dijo que cuatro hombres pertenecientes a un “grupo terrorista armado” abrieron fuego contra los dos coroneles en una rotonda en la ciudad de Aleppo, en el centro del país, a plena luz del día. Los oficiales, identificados como Abdel-Karim al-Rai y Fuad Shaban, se dirigían a laborar.

En Guta, un suburbio ubicado unos cuantos kilómetros (millas) al este de Damasco, pistoleros secuestraron al piloto Mohamad Omar al-Dirbas, un general de brigada, cuando se encaminaba a su trabajo, reportó SANA.

Nadie se ha adjudicado hasta el momento la autoría de los ataques.

La ONU dice que más de 9.000 personas han muerto desde que los sirios salieron por primera vez a las calles hace un año para exigir reformas políticas.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que las fuerzas de seguridad mataron a por lo menos 16 civiles en diversas partes de Siria el jueves.

Otro grupo, denominado Comités Locales de Coordinación, puso la cifra de muertos en 31, incluyendo un niño y dos mujeres.