Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ciudades argentinas en situación crítica por paro de camioneros

El Gobierno argentino advirtió este jueves que la huelga de camioneros iniciada el martes “paralizará gran parte de la industria” del país por falta de combustible y puede dejar sin gas, sin electricidad y sin servicio de transportes a varias zonas del país, en pleno inicio del invierno austral.


Publicidad

“Si sigue este desquicio que significa desabastecer la población de combustible, vamos a tener problemas con la provisión eléctrica y gas natural. Estamos manejando con muchísima preocupación la situación. Este es un problema humanitario”, sostuvo el ministro argentino de Planificación, Julio de Vido, en una rueda de prensa.

Según el ministro, varias localidades de la provincia de Buenos Aires, y de las provincias de Córdoba y Mendoza están en “una situación crítica” por la ausencia de combustibles y de persistir la situación actual, también entrarían en un escenario similar distritos de Santa Cruz y Neuquén.

“Apelamos a la sensibilidad humana, a la necesidad de poder abastecer de gas a las localidades, para la calefacción en lugares donde hay 10 ó 12 grados bajo cero”, subrayó De Vido, quien dijo que el Gobierno no apelará “a la fuerza” para evitar los bloqueos en los centros de abastecimiento de combustibles que realiza el gremio.

La falta de gas, según De Vido, afecta a unas 100.000 personas. El Gobierno decidió desviar gas de las industrias, para las cuales se dispuso un mínimo técnico, para cubrir las necesidades de la población.

“Esto quiere decir que gran parte de la industria argentina se va a ver paralizada por falta de gas. Y significa que esta medida de fuerza condiciona las fuentes de trabajo de otros compañeros, que van a cobrar menos jornadas por este paro (huelga)”, señaló.

Dijo además que numerosas estaciones de servicio no cuentan con combustible y que en ciudades del interior del país se redujeron las frecuencias de los servicios de ómnibus.

Pidió además “racionalidad” a la población en el uso de energía, a partir de “la situación generada por este conflicto inusitado, sin precedentes, con connotación política y corporativa”, opinó De Vido.

El ministro señaló que el Gobierno avanza en la aplicación de la ley de abastecimiento, que establece sanciones a las empresas que no suministren en forma normal la provisión de un producto e incluso contempla penas de prisión para quienes vayan contra sus disposiciones.

Además, de acuerdo con De Vido, el Gobierno presentará ante la Justicia una denuncia penal por la violación de la ley de hidrocarburos que, según las autoridades, supone la huelga de camioneros para el transporte de combustibles.

Dicha huelga, que comenzó el pasado martes con una duración de 72 horas, plazo que finaliza este viernes, se extendió ayer al resto de las actividades que controla el gremio, dirigido por el líder de la mayor central sindical del país, Hugo Moyano.

Los camioneros decretaron la huelga en reclamo de un aumento salarial del 30 % y que los trabajadores queden exentos del impuesto a la renta.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, anunció hoy que impondrá al gremio de camioneros una multa de 4 millones de pesos (unos 887.000 dólares) por no acogerse a la conciliación obligatoria dictada por las autoridades.

También hoy el Gobierno argentino presentó una denuncia penal contra los dirigentes del sindicato de camioneros, Hugo Moyano y su hijo Pablo, por presuntas “amenazas agravadas con el objetivo de obtener por la fuerza una medida o concesión por parte de los poderes públicos”. EFE