Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El cómico Beppe Grillo es la sorpresa electoral en Italia

ROMA (AP) — Las cruciales elecciones en Italia parecían encaminarse a un estancamiento, según los resultados iniciales del lunes, ante señales de que las fuerzas de centroizquierda de Pier Luigi Bersani tomaban la delantera en la Cámara de Diputados, mientras que el campo del ex primer ministro Silvio Berlusconi ganaba fuerza en el igualmente poderoso Senado.


Publicidad

La campaña de protesta de Beppe Grillo, cómico convertido en político, también mostraba resultados asombrosamente fuertes en ambas cámaras de la Legislatura, lo que confirma su sorpresivo papel en la política italiana.

Los resultados poco claros ponen sobre el tapete la posibilidad de nuevas elecciones en los próximos meses y es un mal augurio para los esfuerzos del país por aprobar las duras reformas que necesita para salir de la crisis económica. Después de aumentar a raíz de las encuestas a pie de urna, el principal índice de la Bolsa de Milán se desplomó con las primeras proyecciones antes de cerrar ligeramente al alza.

Las elecciones italianas han sido unas de las más fluidas en las últimas dos décadas gracias al surgimiento del Movimiento 5 Estrellas de Grillo, que ha capitalizado una ola de disgusto ante la clase política y las fuertes medidas de austeridad impuestas por el primer ministro Mario Monti, un tecnócrata, quien ha tenido un pésimo desempeño en los comicios.

Se prevé que las decisiones del gobierno italiano durante los próximos meses tendrán un profundo impacto sobre los esfuerzos de Europa para salir decisivamente de su crisis financiera. En calidad de tercera economía de la eurozona, los problemas de Italia pueden afectar la confianza del mercado en todo el bloque y varios analistas han expresado preocupación de que pudiera regresar a los viejos hábitos de grandes gastos.

La coalición de Bersani — que ha mostrado una vena pragmática al apoyar las duras reformas económicas que defiende Monti — tenía la delantera en la cámara baja del Parlamento, según encuestas a pie de urna.

La coalición de Bersani se ha llevado 35,5% de los votos en la cámara baja, por delante de la coalición de centroderecha de Berlusconi, con 29%, mostraron las encuestas. El sondeo de Tecne tiene un margen de error de 2,5 puntos porcentuales.

En el Senado, las proyecciones del Instituto Piepoli para la televisión pública, RAI, mostraban que la coalición de Berlusconi tenía una ligera ventaja sobre la de Bersani, 31% a 30%. El movimiento de Grillo tenía 24,6% y las fuerzas centristas de Monti 9,4%. Las proyecciones de Sky en el caso del Senado mostraban a Berlusconi con una ventaja de 2 puntos porcentuales sobre Bersani, y a Grillo con 25%.

El partido de Bersani tendría que ganar en ambas cámaras para formar un gobierno estable, y dada la incertidumbre de posibles alianzas, tener una idea clara de las perspectivas de un nuevo gobierno podría demorar varios días. Es casi imposible que Bersani se alíe en una “gran coalición” con su archienemigo Berlusconi.

Bersani, un ex comunista, tiene credenciales de reformista en calidad de arquitecto de varias medidas de liberalización y ha mostrado disposición de unir fuerzas con Monti, de ser necesario, para formar un gobierno estable. Pero pudiera enfrentar la oposición del ala más izquierdista de su partido. Y el asombroso avance de Grillo muestra que los italianos están hartos de las dolorosas curas económicas.

Los analistas han observado dos tendencias en estos comicios.

“La primera es la gran sorpresa que ha dado el Movimiento 5 Estrellas, y la otra es el resultado decepcionante de la coalición de Monti”, dijo Massimo Franco, columnista del diario Corriere della Sera.

Monti, respetado en el extranjero por tomar medidas que han ayudado a aliviar la crisis de la deuda italiana, ha sido culpado ampliamente por el sufrimiento financiero que han provocado las medidas de austeridad.

Las fuerzas de Grillo son la mayor incertidumbre. Su movimiento de protesta ha ganado fuerza tras varios escándalos empresariales que sólo parecen confirmar lo peor de la clase dirigente italiana. Si su autodenominado estilo político de “tsunami” barre el Parlamento con buena parte de los escaños, Italia podría verse sumida en un prolongado período de confusión política que pudiera asustar a los mercados. El propio Grillo no puede tener un cargo debido a que fue hallado culpable de homicidio no premeditado.