Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Comunidad judía pide a diputados de Argentina rechazar acuerdo con Irán

Buenos Aires, 26 feb (EFE).- La comunidad judía de Argentina hizo hoy un último intento por hacer oír su voz de rechazo a un polémico acuerdo con Irán para esclarecer el atentado contra la mutualista AMIA, que dejó 85 muertos en 1994 en Buenos Aires.


Publicidad

Tanto la Delegación de Asociaciones Israelitas de Argentina (DAIA), el brazo político de la comunidad judía local, como la Asociación Mutualista Israelí Argentina (AMIA) se pronunciaron en contra de que el Parlamento argentino ratifique el memorando con Irán, firmado el mes pasado.

“Manifestamos nuestro total rechazo a este memorando”, afirmó el presidente de la AMIA, Guillermo Borger, ante el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados.

Borger pidió a los diputados, que este miércoles debatirán el acuerdo en el pleno de la cámara, que “voten con conciencia” y no por “obediencia debida”, en un mensaje dirigido a los oficialistas, mayoritarios en el Parlamento.

El titular de la AMIA calificó al acuerdo como un “paso hacia el precipicio”, “ambiguo”, “incompleto” y “confuso”.

En coincidencia, el titular de la DAIA, Julio Schlosser, pidió a los diputados que no acompañen el proyecto oficial de ratificación del acuerdo, un memorando que, sostuvo, no permitirá el avance de la causa judicial para esclarecer el atentado.

Héctor Timerman.

El acuerdo, que sólo entrará en vigor una vez que reciba la ratificación parlamentaria de Argentina e Irán, prevé la creación de una comisión de juristas que revisará las actuaciones judiciales en torno al atentado y la realización de interrogatorios en Teherán a los acusados por la voladura de la AMIA.

El la reunión de hoy en Diputados, el canciller argentino, Héctor Timerman, confirmó que el acuerdo permitirá interrogar sólo a los requeridos por la Justicia argentina sobre los que pesan órdenes de captura con “alerta roja”por parte de Interpol.

Éstos son el ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi; el exministro de Información Alí Fallahijan; el exasesor gubernamental Mohsen Rezai; el exagregado de la embajada de Irán en Buenos Aires Moshen Rabbani y el exfuncionario diplomático Ahmad Reza Ashgari.

Pero el acuerdo deja fuera de los interrogatorios al exviceministro de Exteriores para Asuntos Africanos de Irán, Hadi Soleimanpour; el expresidente iraní Alí Akbar Rafsanjani y el exministro de Exteriores Alí Akbar Velayati, requeridos por la Justicia argentina desde 2006 pero no con “alerta roja” de Interpol.

El ataque a la sede de la AMIA.

“Ojalá Interpol arreste (a los imputados en la causa) y entonces nada de esto va a hacer falta. Pero (el memorando) es una alternativa si eso no sucede. Esto no impide ninguna acción del juez (argentino Rodolfo) Canicoba Corral. Dilatorio es no tomar las indagatorias”, dijo el canciller argentino.

Mientras la oposición en Diputados ha adelantado su negativa al acuerdo, que ya recibió el visto bueno en el Senado, el oficialismo asegura tener los diputados necesarios, entre propios y aliados, para sacar adelante el proyecto.

Para habilitar el debate en el pleno de la Cámara baja este miércoles, el oficialismo necesita la presencia de 129 diputados y, de hecho, aseguró hoy tener algo más que esa cantidad mínima, aunque medios locales afirman que hay un puñado de legisladores oficialistas que dudan sobre si asistir o no al debate.

En este contexto, la oposición ha denunciado maniobras del oficialismo para asegurarse las presencias y los votos necesarios, como la renuncia hoy de la exdiputada Beatriz Mirkin a su cargo como ministra de Desarrollo Social de la provincia de Tucumán (noreste) para recuperar, temporalmente, su escaño en el Parlamento y votar junto al bloque oficialista.

Por su parte, el ministro coordinador de Gabinete de la sureña provincia de Chubut, Carlos Eliceche, dijo que analizará hasta última hora de hoy alejarse momentáneamente de su cargo, que asumió hace pocos días, para regresar a su banca de diputados como parte del bloque del gobernante Frente para la Victoria.

El ataque a la sede de la AMIA fue el segundo de los atentados terroristas contra intereses judíos en Argentina, ya que en 1992 explotó una bomba frente a la embajada de Israel en Buenos Aires y mató a 29 personas.

La comunidad judía atribuye a Irán y a Hizbulá la planificación y ejecución de ambos atentados. EFE