Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Entierran a Tamerlan Tsarnaev en un lugar no revelado

Tamerlan Tsarnaev, presunto coautor de los atentados en Boston (Massachusetts, EE.UU.) el pasado 15 de abril y fallecido tras un tiroteo con la Policía, fue enterrado en un lugar no revelado, informó este jueves un empleado de la funeraria donde permanecía su cuerpo desde la semana pasada.


Publicidad

El funcionario precisó al diario The Boston Globe que Tsarnaev fue enterrado fuera del estado de Massachusetts, donde se encuentra Boston, pero no dio más detalles.

El cuerpo de Tsarnaev, de origen checheno, salió de la funeraria Graham Putnam & Mahoney poco antes de la medianoche del miércoles, según la fuente.

El lugar del entierro fue aprobado por Ruslan Tsarni, un tío del sospechoso que está representando a la familia Tsarnaev.

La funeraria llevaba varios días buscando un lugar para enterrar a Tamerlan Tsarnaev debido al rechazo de los cementerios del estado de Massachusetts.

La policía de Worcester, donde se encuentra la funeraria que tenía a su cargo el cuerpo de Tamerlan, confirmó el entierro pero tampoco reveló dónde descansan los restos del joven, fallecido a los 26 años de edad.

“Como resultado de nuestra petición pública de ayuda, una persona valiente y compasiva vino a proporcionar la asistencia necesaria para enterrar adecuadamente al fallecido”, afirmó la Policía de Worcester en un comunicado.

Tamerlan y su hermano Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años, son sospechosos de haber colocado las dos bombas que estallaron el pasado 15 de abril en la recta final del maratón de Boston, causando la muerte a tres personas y heridas a unas 280.

El mayor de los Tsarnaev falleció tras un tiroteo con la Policía en la madrugada del 19 de abril, mientras que su hermano consiguió ocultarse en una localidad cercana a Boston durante unas horas más hasta que fue detenido con heridas graves, de las que se recupera en una prisión. EFE