Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ríos Montt pasa su primera noche en prisión

GUATEMALA (AP) — El ex dictador José Efraín Ríos Montt, condenado a 80 años de prisión por genocidio y delitos contra los deberes de la humanidad, pasó su primera noche en prisión en una base militar donde funciona un centro de detención civil.


Publicidad

Ríos Montt fue encarcelado en el Cuartel de Matamoros, informó Rudy Esquivel, vocero del Sistema Penitenciario.

En esa base, donde Ríos Montt se formó como militar, funciona una prisión a la que ingresan presos que por su calidad de figura pública podrían estar en riesgo.

El condenado ex dictador comparte su detención con otros 18 reos condenados o detenidos por diversos delitos, “pero nadie de alta peligrosidad”, explicó Esquivel.

Según el Servicio Penitenciario la celda de unos cuatro metros por cinco, pintada de gris y azul, tiene las comodidades necesarias para alguien recluido en prisión: cuenta con un baño, una ventana y una pequeña cama. Esquivel explicó que el ex dictador tiene derecho a un mínimo de dos horas diarias para recibir sol al aire libre, pero siempre bajo la custodia y reglas del Servicio Penitenciario. “Un equipo médico multidisciplinario está 24 horas en guardia a requerimiento”, indicó Esquivel.

Francisco Palomo, abogado de Ríos Montt, dijo que el ex dictador “no tiene comodidad, pero como buen soldado está acostumbrado a eso”.

Ríos Montt fue condenado el viernes a 50 años por genocidio y a 30 años por delitos contra los deberes de la humanidad. La ley penal guatemalteca dice, no obstante, que la máxima pena de prisión es de 50 años. Su ex jefe de inteligencia, José Rodríguez Sánchez, quien era juzgado junto al ex dictador, resultó absuelto.

El tribunal emitió su sentencia 13 años después de haberse denunciado la muerte de miles de indígenas maya ixiles durante su gobierno de facto entre 1982 y 1983.

Durante el juicio, que duró unos dos meses caracterizados porque la defensa del ex general presentó constantemente recursos judiciales, decenas de víctimas testificaron sobre los delitos y atrocidades cometidos por los soldados durante la guerra civil guatemalteca.

El tribunal también ordenó al Ministerio Público continuar investigando a los responsables de coadyuvar en los crímenes.

Matamoros es uno de los cuarteles militares más antiguos y representativos del ejército guatemalteco y el centro de detención que funciona allí fue creado en 2010 para resguardar a reos de alto perfil o vulnerables, según el Servicio Penitenciario.

A pesar que allí se brindan tres comidas diarias, se puede ingresar alimentos. También, dependiendo de autorización, se puede ingresar un televisor.

Un informe de una comisión de la verdad de Naciones Unidas dio cuenta de por lo menos 200.000 muertes durante los 36 años que duró el conflicto armado guatemalteco (1960-1996) y que culminó con los acuerdos de paz.

Los jueces del tribunal citaron para el próximo 13 de mayo a las partes para discutir la reparación que se ordenará para compensar el daño a las víctimas. La sentencia completa se leerá el 17 de mayo.