Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Condenan al estado colombiano por torturas

ARCHIVO

Colombia (AP) — Un alto tribunal colombiano condenó al estado a pagar 379.000 dólares de indemnización por la detención ilegal y tortura de que fueron víctimas dos integrantes del rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) y por el asesinato de un tercero, se informó el viernes oficialmente.


Publicidad

El Consejo de Estado, una de las cuatro altas cortes del país, halló responsable a la nación de los hechos ocurridos en noviembre de 1993 en Cúcuta, 400 kilómetros al noreste de Bogotá.

En la sentencia, de 255 páginas y divulgada por el Consejo en la jornada, el alto tribunal ordenó a la Nación pagarles 734 millones de pesos (unos 379.000 dólares) a los familiares por los perjuicios causados tras el incidente con un grupo de militares en Cúcuta.

Los tres rebeldes fueron detenidos en un restaurante en labores de inteligencia para determinar los móviles del secuestro de un ciudadano venezolano, según el Consejo de Estado.

El Consejo agregó en su fallo que en “en desarrollo del operativo, los miembros de la Fuerza Pública llegaron a un establecimiento comercial y detuvieron a tres personas, todos miembros del ELN; dos de ellos fueron conducidos y llevados al Maza (unidad del ejército) y posteriormente liberados. Respecto del otro detenido no se supo su paradero hasta el 5 de noviembre, día en que apareció muerto con visibles signos de tortura en una zona despoblada a las afueras de la ciudad de Cúcuta. Según certificó el Instituto de Medicina Legal, fue incinerado vivo”.

En concepto del Consejo de Estado, “los tres (guerrilleros) fueron víctimas de tortura y de tratos crueles e inhumanos” por parte de los uniformados, quienes además incumplieron con normas como entregar a los detenidos a las autoridades civiles.

Sobre los militares involucrados en el caso, según el Consejo de Estado, pesa una condena por el asesinato del rebelde del ELN. Disciplinariamente la Procuraduría también sancionó a los uniformados.

El entonces teniente César Maldonado Vidales comandaba la unidad militar que atacó a los tres guerrilleros. Actualmente está detenido en una guarnición militar, entre otros hechos delictivos, por el atentado de que fue víctima en diciembre de 2000 el entonces líder sindical y después congresista Wilson Borja.

En enero de 2011, Maldonado se fugó de un fuerte militar, pero poco tiempo después fue recapturado.

El ELN tiene en sus filas a unos 2.000 integrantes, según cifras oficiales, y ha expresado su intención de adelantar un proceso de paz similar al que actualmente sostienen en Cuba el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las también rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).