Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Las actuales tensiones no tienen nada que ver con la Guerra Fría”, según experto

Pekín, 28 jun (EFE).- El político español Javier Solana considera que las actuales tensiones en la comunidad internacional por las filtraciones del extécnico de la CIA Edward Snowden “no tienen nada que ver” con la Guerra Fría, y sostuvo que lo único en que coinciden “son los protagonistas”.


Publicidad

“Es una terminología cómoda, pero mal usada”, dijo Solana en declaraciones a Efe en Pekín, donde se encuentra para participar en el Foro Mundial de la Paz, en el que la ciberseguridad ha ocupado un papel primordial.

Para el exjefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE) y exsecretario general de la OTAN, lo que ocurre ahora entre China, Rusia y Estados Unidos sólo se asemeja a ese periodo de la Historia en que “se comparten protagonistas”.

El político se refería a los conflictos entre EEUU, objeto de las denuncias de Snowden, con China y Rusia, después de que Hong Kong y Moscú, adonde voló el pasado domingo el extécnico de la CIA desde la región administrativa especial china, se negaran a extraditarle.

“La Guerra Fría no tiene nada que ver. Es hablar con poca precisión”, enfatizó.

Sobre las revelaciones de Snowden, quien también declaró a un periódico hongkonés que EEUU lleva años espiando a China y a la ex colonia británica, cree que han favorecido en cierta medida a la potencia asiática.

“Los chinos no son ángeles en la red. Por lo tanto, el ver que otros salen en la prensa les quita peso; les pone al mismo nivel”, señaló, en referencia a las primeras filtraciones de Snowden a los diarios “The Guardian” y “The Washington Post” sobre el programa de espionaje a las comunicaciones del Gobierno de EEUU.

“Ahora -añade- están todos en el mismo saco”.

Ante esta situación, Solana considera que haber aceptado la orden de extradición de Snowden habría sido “entregarlo a EEUU”.

“China no podía hacerlo”, apunta, en alusión a la acusación de la Casa Blanca de que Pekín estaba detrás de la decisión de Hong Kong de permitirle partir, lo que el régimen comunista negó.

No obstante, apuntó que en caso contrario tal vez habría sido distinto, según declaró en el mismo foro el ex consejero de seguridad nacional de EEUU, Zbigniew Brzezinski (1977-1981).

Brzezinski sostuvo que, de ser al revés, probablemente Estados Unidos no habría dejado marchar a Snowden al sospechar que pudiese custodiar información relevante para el país norteamericano.

Pese a todo, Solana rehusó referirse a las tensiones en términos bélicos como “guerra informática” y considera que las relaciones entre las potencias se mantienen en buena forma, sobre todo tras el reciente encuentro en California (7-8 de junio) entre el presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo estadounidense, Barack Obama.

“Según sé, hubo buenas vibraciones”, afirmó.

Para salvaguardar esa sintonía, Solana cree que “la gestión de internet es fundamental”, y señala que “es absurdo que no seamos capaces de estructurar un mecanismo que pueda garantizar la libertad del acceso a internet y que, a la vez, evite su mal uso”.

“No es lógico que no seamos capaces de gestionarlo de una forma sensata”, sostuvo, y, como físico, recordó que internet surgió de un grupo de científicos a mediados del siglo XX y que el Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) comenzó a utilizarlo para conectar sus sistemas en los años ochenta.

Lo que ocurre, según el exsecretario general de la OTAN, es que “no hay suficiente voluntad para establecer un mecanismo que controle a la vez el acceso a la red y lo que no se debe hacer”.

Colaborador de la Universidad de Tsinghua, el político español se muestra optimista con el futuro de las relaciones entre Pekín y Washington, y destaca el papel del país asiático como futura “primera potencia mundial”

“Si no nos interesara China, estaríamos locos”, concluyó Javier Solana. EFE

Javier Solana.

Javier Solana.