Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ataque guerrillero en Paraguay deja cinco muertos

ASUNCION, Paraguay (AP) — A cinco ascendió el domingo la cifra de víctimas fatales del ataque atribuido al grupo guerrillero Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) contra agentes de seguridad privada de una hacienda del norteño departamento de San Pedro.


Publicidad

El ministro del Interior, Francisco de Vargas, informó el domingo que “nuestro personal policial encontró a la quinta víctima a unos cien metros de donde el sábado fueron hallados los otros cuatro”.

La finca agrícola está unos 370 kilómetros al norte de Asunción.

“De acuerdo con los primeros estudios forenses, todos presentaron heridas que indican una ejecución: disparos en la espalda y en la cabeza”, acotó.

De Vargas aclaró que la posible militarización de la zona de influencia del EPP “no la vamos a anunciar públicamente; tampoco diremos a través de la prensa las próximas acciones contra el EPP pero sí estamos elaborando una estrategia para atrapar a sus miembros”.

Reiteró que “las versiones no confirmadas recogidas por el personal policial en la hacienda Kororó, (de la sociedad anónima Lagunita), el EPP advirtió a los peones semanas atrás que no ingresaran con armas de fuego al bosque”.

“Los guardias de seguridad, sin embargo llevaron sus armamentos porque buscaban evidencias de abigeato”, expresó.

El funcionario dijo que “los agentes policiales llegaron a Kororó unos 40 minutos después del ataque del sábado y se enfrentaron a balazos con los atacantes. Uno de los policías, conductor de la camioneta patrullera, fue herido en una pierna”.

El comisario Antonio Gamarra, encargado de las investigaciones en la zona, informó que “los atacantes eran del EPP pero el sábado suspendimos la búsqueda con personal de operaciones especiales porque llegó la noche”.

La agrupación rebelde no ha se ha atribuido el ataque.

El EPP se inició a fines de los años 90 con una serie de asaltos a bancos y financieras.