Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las FARC aseguran que su aspiración es vivir en una Colombia sin coca

Bogotá, 1 oct (EFE).- Jorge Torres Victoria, alias “Pablo Catatumbo”, uno de los negociadores de las FARC en los diálogos de paz de La Habana, aseguró hoy que la aspiración de esta guerrilla es “vivir en una Colombia sin coca” al tiempo que admitió que el grupo ha protegido a los campesinos cocaleros.


Publicidad

En una entrevista que se emitirá esta noche en Canal Capital, la televisión pública de Bogotá, “Catatumbo” habló sobre el próximo punto de la agenda de negociación que afrontaran las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con el Gobierno: el narcotráfico.

“Para nosotros sería una aspiración vivir en una Colombia sin coca, que significaría mucho para la paz de Colombia y del continente”, aseguró el jefe guerrillero.

“Catatumbo” también admitió que en el problema del narcotráfico “es difícil avanzar sin la participación de los Estados Unidos” ya que ellos son los principales consumidores, aseguró, y han financiado la guerra en Colombia durante la última década.

A través del “Plan Colombia”, Estados Unidos han aportado cerca de 8.000 millones de dólares desde hace más de una década al Gobierno de este país para combatir el narcotráfico.

El jefe guerrillero también se refirió al hecho de que la cúpula de las FARC esté pedida en extradición por Estados Unidos por el delito de narcotráfico.

“Los Estados Unidos y el Gobierno colombiano tendrán que resolver eso, porque la justicia colombiana no puede quedar a expensas de los intereses de la autoridad de otro país”, manifestó.

“Catatumbo” reconoció en la entrevista que las FARC “han protegido a los campesinos” que viven del cultivo de la coca ya que estos “no tienen otra cosa que hacer en muchas partes del país”, aseguró.

Para el delegado de las FARC en La Habana, si el Gobierno “cambia su política de represión” basada en la erradicación manual y la fumigación de cultivos ilícitos por una “que garantice que los campesinos puedan sembrar otros productos que sean rentables, se va disminuyendo este fenómeno”, y manifestó que las FARC “están dispuestas a cooperar” con este propósito.

Por otro lado, Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”, jefe negociador de la guerrilla en La Habana, se refirió a la lentitud del proceso, que en las últimas semanas ha sido criticada por el Gobierno y parte de la opinión pública.

El jefe rebelde explicó que las delegaciones han dedicado los últimos ciclos a “exponer visiones generales de todos los puntos contenidos en la agenda” y no solo el de participación política, que es en el que están centrados en este momento, tras llegar a un preacuerdo en materia agraria.

“Hemos hablado del Marco Jurídico para la Paz, de víctimas, de mecanismos de refrendación, hemos hablado de narcotráfico y un poco de dejación de las armas, un tema que seguramente será crucial”, dijo “Márquez” en la entrevista en el programa Las Claves.

Aseguró, además, que estos acercamientos han “servido mucho para entender qué es lo que quiere cada una de las partes”.

Las FARC y el Gobierno discuten en La Habana desde noviembre de 2012 un acuerdo de paz que ponga fin al largo conflicto armado en el que están inmersos desde hace casi medio siglo y el próximo 3 de octubre iniciarán el decimoquinto ciclo de negociación. EFE