Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La Hermandad Musulmana compara al actual gobierno de Egipto con Hitler

Una simpatizante sostiene un cartel con la foto del presidente islamista de Egipto Mohamed Morsi, en el que se lee "Sisi traidor", durante una manifestación en Ciudad Nasser, en El Cairo, Egipto, el jueves 4 de julio de 2013. El presidente del Tribunal Constitucional Supremo de Egipto asumió el jueves el cargo de presidente interino del país, luego que el ejército depuso a Morsi y lanzó una persecución contra la Hermandad Musulmana, el grupo al que Morsi pertenece. (AP Foto/Hassan Ammar)

Egipto (AP) — La Hermandad Musulmana criticó duramente el jueves a las fuerzas armadas por derrocar al presidente islamista de Egipto, comparando su gobierno con el de Adolfo Hitler o el del emperador romano Nerón, afirmaciones que posiblemente azuzarán las tensiones antes de que se efectúen manifestaciones rivales por parte de partidarios y opositores del ex líder.


Publicidad

Las críticas fueron especialmente duras, incluso para los estándares de la Hermandad. El grupo ha efectuado pronunciamientos sucesivos contra las fuerzas armadas en los tres meses desde que Mohamed Morsi, el primer presidente de Egipto elegido en comicios libres y uno de los líderes del grupo durante largo tiempo, fue derrocado en un golpe de Estado apoyado por la población.

Desde su caída el 3 de julio, el gobierno respaldado por los militares del país se movilizó contra la Hermandad: la proscribió, incautó sus activos y arrestó a cientos de sus partidarios.

Las manifestaciones rivales del domingo —ambas programadas en la Plaza Tahrir, en el centro de El Cairo— conllevan el potencial de enfrentamientos violentos entre los partidarios islamistas de Morsi y egipcios que respaldan a los militares.

La fecha también es un feriado nacional, el 40mo aniversario del inicio del conflicto de Oriente Medio en 1973 en el que las fuerzas egipcias lograron avances contra Israel.

“Si la historia mencionará a los comandantes (militares) de 1973 en sus páginas más brillantes, no hay duda de que mencionará a los líderes del golpe sangriento que asesinó a sus hermanos egipcios en la misma página que Nerón, (el líder mongol) Hulagu y Hitler”, afirmó el comunicado de la Hermandad.

El texto también exhortó a las tropas egipcias a rebelarse contra sus comandantes y dijo esperar que el domingo representará una “victoria del pueblo sobre los que efectuaron el golpe contra ellos para obtener ganancias personales”.

Una agrupación de varias organizaciones islamistas encabezada por la Hermandad emitió un comunicado por separado con exhortaciones similares para que los soldados se amotinen contra sus comandantes, señalando que los militares deben dejar de participar en política para concentrarse en la defensa nacional. La Alianza Nacional de Apoyo a la Legitimidad exhortó a los opositores al golpe a realizar actos en todas las ciudades el viernes y converger en la Plaza Tahrir el domingo.

Desde su derrocamiento, Morsi está detenido en un lugar no revelado mientras las autoridades reprimen a la Hermandad. Han detenido a más de 2.000 miembros y activistas, incluidos el líder espiritual Mohammed Badie y su poderoso lugarteniente Jairat el-Shater. Muchos de los detenidos han sido acusados de conspirar con potencias extranjeras, incitar a la violencia, corrupción y asesinato, entre otros cargos.

Un joven egipcio posa para una fotografía mientras trabajadores colocan vegetación en la Plaza Tahrir, en El Cairo, Egipto, el miércoles 2 de octubre de  2013. (Foto AP/Hassan Ammar)

Un joven egipcio posa para una fotografía mientras trabajadores colocan vegetación en la Plaza Tahrir, en El Cairo, Egipto, el miércoles 2 de octubre de 2013. (Foto AP/Hassan Ammar)

Un policía antimotines egipcio permanece vigilante en la plaza Tahrir, en El Cairo, Egipto, el miércoles 2 de octubre de 2013. (Foto AP/Hassan Ammar)

Un policía antimotines egipcio permanece vigilante en la plaza Tahrir, en El Cairo, Egipto, el miércoles 2 de octubre de 2013. (Foto AP/Hassan Ammar)