Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los Guardianes de la Revolución de Irán niegan tener fuerzas en Siria

Teherán, 4 nov (EFE).- Un alto mando del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución (IRGC) de Irán negó hoy tener fuerzas luchando en Siria junto a las fuerzas del presidente Bachar al Asad, tras las declaraciones en sentido contrario de un diputado iraní.


Publicidad

“Rechazamos con firmeza tener ningún batallón de los IRGC o iraní en Siria. Como hemos dicho antes, Irán no ha destacado ninguna fuerza militar en Siria, y únicamente proveemos de servicios de asesoramiento militar a Damasco”, dijo hoy el general de brigada Ramazan Sharif, según recogió la agencia de noticias iraní Mehr.

El militar respondía así a las declaraciones de un diputado de la ciudad de Mashhad que afirmó que “cientos” de miembros de los Guardianes de la Revolución están luchando en Siria al lado del régimen de Asad.

Sharif instó a los parlamentarios que “hablan desde tribunas públicas” a ser cuidadosos con sus comentarios, ya que estos “pueden ser explotados por los enemigos de la República Islámica” y por los medios extranjeros para “lanzar una guerra de propaganda psicológica” contra Irán.

Las declaraciones tienen lugar horas después de que medios internacionales publicasen una nota que citaba también a la agencia Mehr y afirmaba que un comandante de los Guardianes había resultado muerto en Siria tras presentarse voluntario para ir a Damasco (por su cuenta y no enviado por el IRGC) a defender una mezquita chií de las fuerzas rebeldes.

En las últimas semanas se ha difundido un vídeo en la red que afirma mostrar a soldados iraníes uniformados luchando en las líneas de combate sirias codo a codo con soldados de Asad.

El régimen teocrático de la República Islámica apoya al gobierno de Damasco y rechaza de plano una intervención internacional en la zona para poner fin a una guerra civil que se prolonga desde hace ya más de tres años y en la que han muerto más de 100.000 personas, en su mayoría civiles, según cifras de la ONU. EFE