Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Régimen sirio recupera ciudad y avanza al norte de Damasco

Beirut, 28 nov (EFE).- El ejército sirio realizó nuevos avances en su ofensiva para recuperar el control de la estratégica zona de Al Qalamun, próxima a la frontera con el Líbano, donde hoy anunció la toma de control de la ciudad de Deir Atiye.


Publicidad

Las Fuerzas Armadas sirias explicaron en un comunicado que unidades del ejército restauraron “la seguridad y la estabilidad” en todos los barrios de Deir Atiye.

Los soldados lograron el control total de esta población tras llevar a cabo una serie de operaciones “rápidas y precisas” en las que eliminaron los últimos remanentes “terroristas” en la zona, como el régimen denomina a los rebeldes, según la fuente.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos precisó que el ejército tomó Deir Atiye “casi de forma total” tras mantener enfrentamientos con combatientes del Estado Islámico de Irak y del Levante (Siria) y del Frente al Nusra, ambos vinculados a Al Qaeda, y otros grupos afines.

Estas organizaciones yihadistas se habían hecho con el control de Deir Atiye hace una semana, tras un doble atentado con coche bomba contra un puesto de los efectivos gubernamentales.

Deir Atiye es el lugar de nacimiento de Abu Salim Dabul, jefe de gabinete del difunto presidente Hafez al Asad, padre del mandatario actual, Bachar al Asad.

Según el Observatorio, Dabul había instado a las fuerzas del régimen a recuperar “a cualquier precio” el control de su ciudad de origen.

En declaraciones a Efe por internet, el portavoz rebelde Musab al Jair, director de la oficina de información del Consejo Militar de Damasco y su periferia, negó que los leales a Al Asad hayan recuperado totalmente el control de Deir Atiye.

“Todavía hay revolucionarios en la ciudad y se registran choques allí y en Nabek, en Yabrud y en Qara, además de en la carretera internacional que une Damasco con Homs”, dijo Al Jair.

Las fuerzas gubernamentales iniciaron una ofensiva para retomar el área de Al Qalamun el pasado 15 de noviembre.

Hace nueve días, las autoridades se hicieron con el control del municipio de Qara, que, al igual que Deir Atiye, se encuentra junto a la vía terrestre que conecta la capital con la provincia central de Homs y los feudos oficialistas de la costa mediterránea.

Al Jair consideró que Al Qalamun es importante “porque es la entrada norte de Damasco”, ya que la carretera sirve de conexión con las provincias del norte y del centro.

Por su parte, el portavoz del Frente Islámico, Islam Alush, también hizo hincapié en la importancia castrense y estratégica de Al Qalamun, porque alberga “un gran número de bases militares del régimen” y por la carretera, que “es una vía esencial de suministros”.

Según Alush, en la región de Al Qalamun ya había una importante presencia de tropas gubernamentales antes de que estas redoblaran su ofensiva, así como de militantes del propio Frente Islámico, una coalición de las principales fuerzas islamistas en la que no están presentes los grupos leales a Al Qaeda.

En la lucha por el control de Al Qalamun, el régimen cuenta con el respaldo del grupo chií libanés Hizbulá y de las Brigadas Abu Fadel Abás, que incluyen a milicianos chiíes de distintas nacionalidades.

Precisamente, un sobrino del ministro libanés de Agricultura, Husein Hach Hasan, miembro de Hizbulá, ha fallecido en los choques en Al Qalamun, según confirmó hoy una fuente del grupo chií y medios de comunicación del Líbano.

Los combates han ocasionado en las últimas semanas una ola de refugiados procedentes de esta región en el Líbano.

Según los últimos datos publicados por la ONU, hace seis días, unas 15.000 personas habían cruzado la frontera huyendo de la violencia en Al Qalamun.

Más de 100.000 personas han muerto en territorio sirio desde el inicio del conflicto en marzo de 2011. EFE