Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Prisión del tío de Kim Jong Un, aterroriza a la élite norcoreana

SEUL, Corea del Sur (AP) — Cuando el resto de la dirigencia de Corea del Norte se levantaba ante Kim Jong Un, aplaudiendo fervorosamente en una muestra de respeto en las reuniones de alto nivel, su tío, Jang Song Thaek, parecía muchas veces indiferente, incluso aburrido. Una vez considerado la fuerza detrás del joven líder, el militar mostraba una indiferencia que parecía calculada para mostrar que estaba más allá de cualquier poder.

SEUL, Corea del Sur (AP) — Cuando el resto de la dirigencia de Corea del Norte se levantaba ante Kim Jong Un, aplaudiendo fervorosamente en una muestra de respeto en las reuniones de alto nivel, su tío, Jang Song Thaek, parecía muchas veces indiferente, incluso aburrido. Una vez considerado la fuerza detrás del joven líder, el militar mostraba una indiferencia que parecía calculada para mostrar que estaba más allá de cualquier poder.


Publicidad

Así que al purgar a su propio tío, Kim ha enviado un mensaje escalofriante: Nadie está fuera del alcance del gobierno, ni siquiera la familia.

No cabe duda que la caída en desgracia de Jang, acompañada de alegaciones de corrupción y de mujeriego y que quedó en evidencia con su dramático arresto en una reunión del partido el domingo, ha asustado a la élite de Pyongyang. También sugiere que Kim todavía trata de consolidar el poder que heredó de su padre hace dos años.

Durante una reunión del Consejo del Gabinete el martes, la presidenta surcoreana Park Geun-hye calificó la purga de un “reino de terror ” que puede profundizar la incertidumbre sobre las relaciones entre las dos Coreas, según reportes publicados en la página de internet de su despacho.

Pero esta no es la primera purga de Kim. Varios ministros de Defensa y jefes del Ejército han sido reemplazados a medida que el Partido de los Trabajadores de Corea del Norte ha reafirmado su control sobre las fuerzas armadas tras 17 años de privilegios bajo el ya fallecido Kim Jong Il.

Jang, de 67 años y la segunda figura más poderosa del régimen, había ocupado un lugar privilegiado pero precario en el círculo íntimo de Kim. Está casado con Kim Kyong Hui, la única hija del presidente Kim Il Sung, hermana menor de Kim Jong Il y tía de Kim Jong Un.

Jang era considerado un regente mientras preparaba a Kim Jong Un para suceder a su padre. Jang ascendió en el partido y las fuerzas armadas junto con su sobrino. Con frecuencia vestía uniforme de general y se colocaba muy cerca de Kim en las visitas en el terreno y las actividades estatales.

Los medios estatales de Corea del Norte no han confirmado las ejecuciones, pero el lunes quedó muy en claro que Jang ha quedado fuera del poder. Imágenes de la televisión estatal lo mostraron cuando le retiraron todos los cargos en una reunión del partido presidida por Kim. El primer ministro Pak Pong Ju lloró cuando denunció a su amigo de toda la vida.

Pero esta vez Jang estaba vestido de civil y no estaba sentado con los líderes. Los militantes observaron impasivamente cuando dos hombres fornidos se llevaron a Jang, a quien los medios estatales han acusado de transgresiones como instigar la disensión en el partido y malgastar el dinero en drogas, juego y mujeres. Los medios norcoreanos lo tildaron de “depravado” por vivir un estilo de vida “capitalista”.

Al castigar públicamente a Jang, Kim advierte a la élite que la única lealtad que vale es la que se le debe a él. El despacho norcoreano dijo que la purga se extendería a sus partidarios pero no ofreció más detalles.

Los norcoreanos son expertos en colocarse una máscara de neutralidad cuando es necesario, pero el arresto indudablemente le metido el miedo en el cuerpo a muchos corazones por lo general estoicos.
___
El líder Kim Jong Un (derecha) aparece en un noticiero junto a su poderoso ío Jang Song Thaek (segundo de la izquierda) en la estación ferroviaria de Seul, Corea del Sur, el martes 3 de diciiembre del 2013. (Foto AP/Ahn Young-joon)