Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Seúl teme que Pyongyang realice una nueva prueba nuclear

Seúl, 22 abr (EFE).- Seúl teme que Corea del Norte realice un nuevo ensayo nuclear “en poco tiempo” tras detectar un aumento de la actividad en las instalaciones de Punggye-ri donde realizó sus anteriores dos pruebas atómicas, anunció hoy el Ministerio de Defensa surcoreano.

Seúl, 22 abr (EFE).- Seúl teme que Corea del Norte realice un nuevo ensayo nuclear “en poco tiempo” tras detectar un aumento de la actividad en las instalaciones de Punggye-ri donde realizó sus anteriores dos pruebas atómicas, anunció hoy el Ministerio de Defensa surcoreano.


Publicidad

“Nuestros servicios han detectado varios signos en las instalaciones nucleares de Kilju (nordeste del país)”, afirmó hoy en rueda de prensa el portavoz de Defensa surcoreano, Kim Min Seok, quien añadió que Corea del Sur “podría llevar a cabo una prueba nuclear ‘relámpago’ en poco tiempo”.

El Ejecutivo surcoreano ha habilitado un grupo de seguimiento de estas actividades de Corea del Norte, añadió el portavoz.

La misma fuente advirtió de que una nueva prueba nuclear por parte de Pyongyang acarrearía “graves medidas de respuesta” de la comunidad internacional, aunque también admitió la posibilidad de que Corea del Norte esté haciendo “falsos movimientos” sobre el que sería su cuarto ensayo nuclear.

El régimen de Pyongyang ya realizó pruebas de este tipo en 2006, 2009 y 2013, y a finales del mes pasado amenazó con llevar a cabo “un nuevo tipo de ensayo nuclear” tras la condena del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a sus múltiples lanzamientos de misiles de corto y medio alcance.

En los tres ensayos anteriores, el régimen detonó artefactos atómicos bajo tierra en su base de Punggye-ri localizada en el citado condado de Kilju, el último de ellos en febrero del año pasado.

El anuncio de las autoridades surcoreanas se basa en la información recopilada en colaboración con los servicios de inteligencia estadounidenses y tiene lugar tres días antes de que el presidente de este país, Barack Obama, realice una visita oficial a Corea del Sur.

La tensión en la península coreana se ha intensificado a lo largo de los dos últimos meses a raíz de las maniobras militares conjuntas de Seúl y Washington, calificadas por el régimen de Kim Jong-un como preparativo “de una guerra nuclear” y de una invasión de su territorio. EFE