Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corea del Norte acusa a EE.UU de espionaje por torre fronteriza

Corea del Norte criticó duramente hoy a EE.UU. por construir una torre de vigilancia junto a la frontera de Corea del Sur

Seúl, 27 may (EFE).- Corea del Norte criticó duramente hoy a EE.UU. por construir una torre de vigilancia junto a la frontera de Corea del Sur, e invitó al país norteamericano a abandonar este tipo de “actos hostiles” que elevan la tensión.

“Las fuerzas de EE.UU. están llevando a cabo vigilancia y espionaje contra la RPDC (Corea del Norte) tras la creación de una enorme torre de vigilancia de acero sobre una loma en la zona de la sala de conferencias de Panmunjom”, indicó un representante del Ejército Popular norcoreano en un comunicado.

Aunque el Ejército estadounidense no ha ofrecido información detallada sobre la torre ni sus funciones, se sabe que su construcción comenzó hace seis meses y ya entonces se despertaron rumores sobre una posible reacción adversa de Corea del Norte, dijo a Efe una fuente del Gobierno surcoreano.

En el despacho publicado por la agencia estatal KCNA, la autoridad militar exigió a la parte estadounidense “detener de una vez todos los actos hostiles que ponen muy nervioso al otro lado y tensan la situación” en Panmunjom, la aldea del paralelo 38 que divide las dos Coreas.

El representante del Ejército Popular de Corea del Norte también enumeró en el comunicado otros supuestos “actos hostiles” de Washington en la zona fronteriza.

Así, acusó a las tropas de Estados Unidos de emitir mensajes sin motivo justificado a través de altavoces, enviar cartas “con contenidos deshonestos” o exhibir la bandera de Italia como contendiente en la Guerra de Corea (1950-53) cuando este país nunca participó.

EE.UU., que luchó del lado de Corea del Sur en el conflicto contra el Norte hace seis décadas, mantiene 28.500 militares en territorio surcoreano para defender a su aliado de un eventual ataque del régimen comunista de la dinastía Kim. EFE


Publicidad