Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bagdad parece a punto de caer en manos de rebeldes yihadistas

Bagdad, 13 jun (EFE).- El gobierno iraquí anunció hoy la puesta en marcha de un plan de seguridad para defender la provincia de Bagdad de los yihadistas suníes, liderados por el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), que avanzan hacia la capital y que en algún eje se situarían ya a unos 60 kilómetros al norte.


Publicidad

Los insurgentes suníes en Irak realizaron hoy nuevos avances en las provincias de Kirkuk y Diyala, informó el grupo islámico en un comunicado cuya información fue desmentida por las autoridades.

El EIIL señaló que ha tomado el control de las zonas de Al Huaiya, Al Riad, Al Rashad y Suleiman Bek, en la provincia petrolera de Kirkuk, donde ocuparon también zonas en las comarcas de Al Tuz y Daquq.

Agregó que durante esos avances se apropió de 20 tanques, más de 50 blindados y un gran arsenal de todo tipo de armas.

Una fuente del ministerio de Interior, que pidió el anonimato, desmintió esas informaciones y explicó a Efe que esas ciudades están controladas por las tropas kurdas (“peshmergas”), después de la retirada de las fuerzas iraquíes.

Por otra parte, una fuente de seguridad indicó que un soldado murió y otros cinco resultaron heridos en una ataque perpetrado por el EIIL contra una unidad del Ejército en la zona de Shaqraq, 40 kilómetros al noreste de Baquba, capital de la provincia de Diyala (este).

En esa misma región, los insurgentes tomaron por un tiempo el control de las poblaciones de Al Yazira y Sansal, cerca de la localidad de Al Maqdadiya, pero fueron recuperadas posteriormente por las tropas gubernamentales después de duros combates en los que fallecieron tres hombres armados.

La fuente explicó que los “peshmergas” repelieron un ataque del EIIL contra la entrada oeste de la ciudad de Yalula, 70 kilómetros al noreste de Baquba.

Precisó también que los combates entre los dos bandos causaron la muerte de cinco yihadistas y heridas a tres soldados kurdos.

La fuente añadió que las fuerzas gubernamentales se retiraron de esa localidad “por razones desconocidas” tras entregarla a las fuerzas kurdas.

Hace tres días, los insurgentes suníes capturaron los edificios gubernamentales y de seguridad de varias poblaciones situadas al sur y al oeste de Kirkuk, tras tomar Mosul, la segunda ciudad del país.

El EIIL, que pretende crear un emirato islámico en Irak y en Siria, ha amenazado con proseguir “sus conquistas” en Irak y avanzar hacia Bagdad y las ciudades santas chiíes de Kerbala y Nayaf. EFE