Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Disminuye el número de presos políticos en Corea del Norte

Seúl, 20 jun (EFE).- Corea del Norte ha reducido de manera considerable su número de presos políticos y ha cerrado uno de sus campos de trabajo destinado a disidentes, según un informe de Seúl que descarta sin embargo una mejora de los derechos humanos en el país.

De acuerdo con el informe recogido hoy por la prensa surcoreana y elaborado por el Instituto Nacional para la Unificación de Corea, “se estima que entre 80.000 y 120.000 prisioneros políticos se encuentran detenidos en cinco cárceles de Corea del Norte“.

El “think tank” surcoreano dependiente del Gobierno de Seúl señaló que esta cifra supone una disminución respecto a cálculos anteriores que estimaban entre 150.000 y 200.000 los presos políticos en el régimen comunista.

El informe recoge además el cierre de un campo de trabajo en Hoeryong, en la provincia de Hamgyong Norte, lo que reduciría a cinco este tipo de prisiones dedicadas a disidentes políticos en el país gobernado por la dinastía de los Kim.

“Es difícil señalar que esta reducción en el número y el tamaño de los campos de prisioneros es el resultado de algún cambio por parte de las autoridades de Corea del Norte“, señala el documento recogido por la agencia de noticias Yonhap.

En este sentido añade que “lo importante es que el régimen ha mantenido estos campos de trabajo para prisioneros políticos tras la llegada al poder de Kim Jong-un”.

El pasado marzo, la Comisión de Investigación de la ONU sobre Corea del Norte, cifró entre 80.000 y 120.000 los presos políticos del régimen y denunció que estos eran sometidos a métodos propios del nazismo, el apartheid o de los jemeres rojo.

Según un detallado informe de esta comisión, estos prisioneros políticos se encuentran recluidos en cuatro grandes campos de trabajo, donde son privados de alimentos como forma de control y castigo, y sometidos a trabajos forzosos. EFE


Publicidad