Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Senador pide a Obama sanciones “inmediatas” a funcionarios venezolanos

Foto de Archivo: La República.

Washington, 24 jul (EFE).- El senador republicano Marco Rubio pidió hoy en una carta al presidente estadounidense, Barack Obama, que imponga sanciones “inmediatas” contra funcionarios venezolanos implicados en la represión de los movimientos opositores.


Publicidad

El senador por Florida reiteró, como hizo en una misiva similar el 9 de julio, que el presidente venezolano, Nicolás Maduro “continúa persiguiendo sin descanso a los críticos de su gobierno”, como pone en evidencia el juicio iniciado ayer contra el líder opositor Leopoldo López, que podría ser condenado a hasta 10 años de cárcel.

“Urjo a que se impongan sanciones diplomáticas y financieras a individuos que han tenido un rol central en el proceso contra López y otros líderes opositores en Venezuela“, afirma Rubio en su carta a Obama.

En opinión del senador, que ha apoyado un proyecto de ley en la Cámara alta para sancionar a altos funcionarios venezolanos, la detención de López, que lleva cinco meses encarcelado en una prisión militar, y el “juicio espectáculo” contra él “es una mofa a las instituciones venezolanas y a las obligaciones de Venezuela bajo la Carta Democrática Interamericana”.

Rubio también recuerda el caso de la exparlamentaria opositora María Corina Machado, que fue expulsada de su escaño y “ha sido atacada físicamente y amenazada con un proceso judicial”.

“Por estas violaciones descaradas de los derechos humanos básicos no ha habido un solo funcionario venezolano que haya pagado un precio”, asevera Rubio.

Ambas Cámaras del Congreso de Estados Unidos están intentando avanzar sendos proyectos de ley para imponer sanciones a venezolanos implicados en la represión a la oposición y movimientos estudiantiles desde las protestas de febrero.

No obstante, la Casa Blanca se mantiene reticente a este tipo de presión, ya que quiere dar prioridad a que se profundice en el diálogo entre el Gobierno de Maduro y representantes de la oposición. EFE