Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Primera jornada de tregua en Gaza entre tensiones internas de israelíes

Gaza/Jerusalén, 14 ago (EFE).- Israelíes y palestinos entran hoy en la primera jornada de la nueva tregua de cinco días en Gaza, alcanzada por mediación egipcia para dar más espacio a las negociaciones indirectas sobre los términos de un alto el fuego permanente.


Publicidad

La jornada transcurrió en relativa tranquilidad en uno y otro lado de la Franja, tan solo alterada por el sonido de las sirenas en poblaciones israelíes próximas a la frontera y que el Ejército israelí calificó de “falsa alarma”.

Mientras tanto en Gaza, como viene ocurriendo desde la entrada en vigor del primer alto el fuego de 72 horas de esta semana, sus habitantes se afanaban en reorganizar su vida cotidiana, alterada desde que el pasado 8 de julio comenzó la ofensiva militar israelí conocida como “Margen protector”.

A pesar de la calma, la actividad en la Franja fue palpable, con un movimiento constante de gente que iba y venía a los hospitales para pasar tiempo con sus familiares heridos o que recorrían las calles, rebuscando entre los escombros en busca de enseres aún servibles.

El plano diplomático entre israelíes y palestinos también permaneció reposado durante el día, después del término ayer de las negociaciones indirectas entre las delegaciones israelí y palestina bajo patrocinio egipcio.

El desenlace de estos esfuerzos fue la renovación de la tregua entre las partes, en esta ocasión por 120 horas, para continuar los debates sobre los términos de un acuerdo que ponga fin a la ofensiva militar.

Jalil Al Hayyah, veterano miembro del movimiento islamista Hamás e integrante de la delegación palestina que ha viajado a El Cairo, acusó a Israel de ser el responsable en obstruir los avances hacia dicho pacto.

Al Hayyah ofreció una rueda de prensa en Gaza, donde sostuvo que aún existe una oportunidad de llegar a un entendimiento.

“La delegación israelí es la principal razón del retraso en la consecución de un acuerdo que satisfaga las demandas del pueblo palestino y sus facciones políticas”, expuso el negociador, que ha perdido a gran parte de su familia tras un ataque israelí sobre su vivienda.

Según Al Hayyah, las conversaciones en El Cairo “fueron duras y difíciles, pero la posibilidad de un acuerdo está aún ahí”, opción ante la que solicitó el apoyo de la comunidad internacional.

“Las exigencias palestinas básicamente dependen del fin de la agresión sobre nuestro pueblo y el levantamiento, de una vez por todas, del bloqueo que ha sido impuesto sobre Gaza en los últimos ocho años”, afirmó.

En referencia a una de las peticiones con más peso y que ha levantado fricción durante las negociaciones, la construcción de un puerto y un aeropuerto en la Franja, afirmó que es una demanda legítima.

Asimismo, sostuvo que la reconstrucción de la devastada Franja, cifrada en miles de millones de dólares por expertos, “es nuestro derecho y no el de Israel.

“Extender el alto el fuego es una oportunidad de ampliar las conversaciones entre las partes palestinas y trabajar juntos en dirigir la presión sobre Israel, que es el responsable de esta guerra”, opinó Al Hayyah.

Sin embargo, y con la vista puesta en cualquier eventualidad que pudiera poner fin al proceso negociador, Al Hayyah advirtió de que ante este escenario, las milicias palestinas en Gaza reanudarían “la batalla contra la ocupación con más fuerza que antes”.

Sobre el debatido asunto del cruce de Rafah, fronterizo con Egipto y cuya apertura aliviaría el bloqueo israelí, Al Hayyah indicó que no se trata de una responsabilidad israelí, sino de una cuestión “que puede ser resuelta entre palestinos y egipcios”.

Por su parte, el gabinete de seguridad israelí se reunió hoy para debatir sobre el conflicto en Gaza y la supuesta crisis en las relaciones entre el país y EEUU que centró la atención de los medios locales.

En reunión, de la que no han transcendido más detalles, se abordó la situación en la que se encuentran Israel y EEUU al día siguiente de la conversación telefónica entre el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente estadounidense, Barack Obama.

En dicha entrevista, Obama le pidió al primer ministro israelí esforzarse por avanzar hacia un alto el fuego “sostenible” a largo plazo en Gaza, informó la Casa Blanca en un comunicado.

Ante los desacuerdos, la oposición israelí acusó hoy a Netanyahu de perjudicar con sus decisiones las relaciones entre Israel y EEUU. EFE