Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Turquía advierte que sería inaceptable si se prueba que Alemania le espió

Ankara, 18 ago (EFE).- El Gobierno turco ha expresado hoy su “preocupación” por las informaciones aparecidas en prensa que aseguran que Alemania espió a Turquía durante años y ha advertido de que, de ser ciertas esas informaciones, sería algo inaceptable.


Publicidad

El embajador alemán en Ankara, Eberhard Pohl, fue convocado hoy por el Ministerio de Exteriores de Turquía para transmitirle la preocupación por este asunto y pedir información al respecto.

Tras la reunión, el ministerio de Exteriores turco emitió un comunicado en el que asegura que esas informaciones suponen una “grave situación” incluso en el caso de que sólo contengan un mínimo de verdad.

“Ese tipo de prácticas entre amigos y aliados, que deberían estar basadas en la confianza mutua y el respecto, son inaceptables bajo cualquier circunstancia”, advierte la nota oficial.

En el comunicado se solicita de las autoridades alemanas una explicación oficial y se advierte de que la situación podría dañar los esfuerzos comunes en la lucha contra amenazas a la seguridad y la estabilidad internacional.

Exteriores exigió que, de ser ciertas las informaciones de que Alemania espió a Turquía, deben terminar inmediatamente las actividades de espionaje.

El subsecretario de Estado adjunto de Exteriores, Erdogan Iscan, que fue quien recibió al diplomático alemán, le indicó que si se prueba que hubo labores de espionaje, el incidente “podría dañar los intereses comunes de los dos países”, según informa el diario Hürriyet Daily News.

La revista alemana Der Spiegel ha informado de que el servicio de espionaje exterior de Alemania, el BDN, ha estado vigilando desde 2009 a Turquía, además de haber interceptado accidentalmente conversaciones de la ex secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, y su sucesor en el cargo, John Kerry. EFE