Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU descarta coordinar bombardeos contra yihadistas en Siria con Al Asad

Washington, 26 ago (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, “no tiene planes de coordinar” los posibles ataques sobre posiciones del Estado Islámico (EI) en Siria con el régimen de Bachar Al Asad, indicó hoy su portavoz, Josh Earnest.


Publicidad

“Como cuestión de política estadounidense, no hemos reconocido a Al Asad como líder en Siria. No hay planes para cambiar esa política ni de coordinarnos con el régimen de Al Asad”, aseguró Earnest a los periodistas a bordo del avión presidencial camino a Charlotte (Carolina del Norte), para participar en un acto con veteranos de guerra.

El portavoz respondía así a las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, quien afirmó este lunes que Siria permitirá a Estados Unidos atacar al yihadista Estado Islámico (EI) en su territorio, siempre y cuando sea “en coordinación previa” con las autoridades sirias.

Por otro lado, eludió comentar las informaciones sobre la autorización aprobada por el presidente para el inicio de vuelos de reconocimiento sobre Siria, y que podrían ser el paso previo a futuros ataques contra los yihadistas de EI en ese país.

Earnest insistió en que Obama aún no ha tomado “ninguna decisión” sobre las posibles operaciones militares en Siria.

Asimismo, declaró que “no se encuentra en posición de discutir los detalles” de la reunión que Obama mantuvo con el secretario de Defensa, Chuck Hagel, este lunes en la Casa Blanca, ni si se habían discutido opciones militares en la conversación.

Preguntada por el mismo asunto la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, señaló que “cuando se trata de los intereses de los ciudadanos estadounidenses, de los intereses de Estados Unidos, no vamos a pedir permiso al régimen sirio”.

No obstante, subrayó que “no se ha tomado ninguna decisión” sobre atacar en territorio sirio y esa resolución está “en manos” del presidente Obama.

El pasado 8 de agosto, las fuerzas aéreas estadounidenses iniciaron bombardeos sobre posiciones de EI en el norte de Irak, como parte de la estrategia para detener la ofensiva de los yihadistas en la zona.

Días después, el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Martin Dempsey, ya advirtió de que la derrota de EI requiere una estrategia a largo plazo y señaló que es imposible acabar con ellos si no se atacan sus posiciones en suelo sirio, donde son más fuertes.

El Pentágono también ha reconocido que recientemente fuerzas de los cuerpos especiales participaron en una operación en Siria que no tuvo éxito destinada a liberar a rehenes estadounidenses en manos de los yihadistas, incluido el periodista James Foley, que finalmente fue ejecutado por terroristas de EI.

Las posibilidades de que los ataques aéreos de EE.UU. se produzcan también en Siria ha aumentado tras la muerte de Foley, cuya decapitación por parte de EI fue difundida en sitios yihadistas de internet la semana pasada. EFE