Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rousseff y Neves ignoran encuesta que apunta a Silva como favorita en Brasil

Sao Paulo, 26 ago (EFE).- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, que busca la reelección, y el opositor socialdemócrata Aecio Neves desestimaron hoy los resultados del más reciente sondeo de cara a los comicios de octubre y que apuntan a la ecologista Marina Silva como favorita para vencer en la segunda vuelta.


Publicidad

“Yo no veo las encuestas como analíticas. Creo que son relativas y garantizo siempre que no comento encuestas. Creo, sí, que el debate va a ayudar”, señaló Rousseff al llegar a los estudios del canal de televisión Bandeirantes, que acogerá esta noche el primer debate entre los candidatos presidenciales.

Para Rousseff, el resultado de la encuesta se da “bien en el comienzo de la campaña”, todavía con posibilidades de que las intenciones de voto cambien en los próximos días.

“Desde mi punto de vista como presidenta del país es fundamental mostrar a quien va a continuar haciendo cosas por Brasil“, subrayó.

Silva, convertida en candidata presidencial tras la muerte en un accidente aéreo del socialista Eduardo Campos, ganaría la Presidencia con un 45 % de los votos en una segunda vuelta frente a la actual mandataria.

El sondeo del Instituto Ibope para el canal de televisión Globo y el diario O Estado de Sao Paulo señaló que Rousseff será la más votada el próximo 5 de octubre, con un 34 %, seguida por Silva, con un 29 %, y Neves, con un 19 %.

Si se dieran esos resultados, habría una segunda vuelta, el 26 de octubre, en la que Silva, con un 45 %, se convertiría en presidenta en lugar de Rousseff, quien obtendría un 36 %.

Sobre el sondeo que la perfila como favorita, Silva habló rápidamente con los periodistas que la esperaban y afirmó: “El sondeo es un retrato de momento y todavía tenemos una larga jornada al frente”.

Neves, por su parte, comentó al llegar al canal de televisión que está “confiado” en su campaña y aseveró que no se mueve “por las encuestas”, aunque admitió que los resultados son “un reflejo de lo que pasa en el país”.

“El elector necesita escuchar las propuestas. Brasil no puede quedarse más en lo improvisado”, resaltó el aspirante. EFE