Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Países árabes confirman su implicación en bombardeos contra yihadistas en Siria

El Cairo, 23 sep (EFE).- Jordania, Baréin, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Arabia Saudí confirmaron hoy su participación en los bombardeos de la coalición internacional liderada por EEUU contra posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria.


Publicidad

El primero en hacerlo fue Jordania, a través de una fuente de la Jefatura General del Ejército, que dijo en un comunicado publicado por la agencia oficial jordana de noticias, Petra, que la aviación de su país destruyó “varios objetivos” de los extremistas.

Después, fue una fuente militar de Baréin, citada por la agencia oficial de noticias, BNA, quien afirmó además que los bombardeos de su aviación estuvieron acompañados por otros de las fuerzas aéreas de países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y de fuerzas aliadas y amigas.

Más tarde, le llegó el turno a EAU, quien, a través de un comunicado emitido por su Ministerio de Asuntos Exteriores y publicado por la agencia oficial WAM, subrayó que la operación de su aviación “se llevó a cabo en coordinación con otras fuerzas que participaron en los esfuerzos internacionales contra el EI”.

El último en confirmar su implicación hasta el momento ha sido Arabia Saudí, quien a través de declaraciones de una fuente oficial a la agencia de noticias SPA, dijo haber participado en los bombardeos para apoyar a la oposición siria moderada.

Añadió que esta iniciativa se realiza en el marco de una coalición internacional para luchar contra el terrorismo y para apoyar que el pueblo sirio recupere la seguridad, la unidad y el desarrollo.

De los países del CCG cuya colaboración anunció Estados Unidos solo falta por confirmar su implicación Catar, ya que Omán, que también forma parte del CCG, no fue nombrado por los estadounidenses como parte de la operación de bombardeos sobre las posiciones del Estado Islámico en Siria.

El portavoz del Departamento de Defensa estadounidense, el contraalmirante John Kirby, anunció que su país y “naciones aliadas” habían iniciado la ofensiva de ataques aéreos contra el grupo yihadista EI, con una combinación de cazas, bombarderos y misiles Tomahawk.

El presidente estadounidense, Barack Obama, que realizó una breve declaración ante las cámaras antes de viajar a Nueva York para participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas, destacó el hecho de que esta nueva fase contra el EI ha contado con el apoyo de cinco naciones árabes de mayoría suní (Arabia Saudí, Jordania, Bahrein, Catar y los Emiratos Árabes Unidos).

Las autoridades sirias respaldaron hoy “los esfuerzos internacionales” para acabar con el terrorismo, pese a sus reticencias iniciales a una intervención aérea estadounidense contra blancos yihadistas en su territorio, que, según activistas, ha causado al menos 128 muertos.

Horas después del inicio de los bombardeos de la coalición internacional contra las bases del grupo radical Estado Islámico, el presidente Bachar al Asad manifestó su apoyo “a cualquier esfuerzo internacional contra los grupos terroristas”.

Aun así, advirtió de que el éxito no debe depender solo de la acción militar, sino también del compromiso con las resoluciones internacionales para detener cualquier tipo de apoyo al terrorismo.

Las palabras de Al Asad suponen un cambio de tono en el régimen sirio, ya que hasta ahora se había mostrado renuente a estos ataques.

La portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Jen Psaki, dijo que comunicaron a Damasco su intención de realizar operaciones aéreas en Siriaa través de los canales diplomáticos en las Naciones Unidas, pero en ningún momento “coordinaron” o se mantuvieron contactos a nivel militar previos a los ataques. EFE