Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gobierno y FARC divulgan sus acuerdos para dar transparencia al proceso de paz

Pablo Catatumbo, uno de los líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) (AP foto/Franklin Reyes)

La Habana, 24 sep (EFE).- El Gobierno de Colombia y las FARC hicieron públicos hoy por primera vez los borradores íntegros de los tres acuerdos parciales que han alcanzado en el actual proceso de paz “como medida de transparencia” y para frenar las especulaciones y desinformación sobre las conversaciones.


Publicidad

Se trata de 65 páginas que contienen lo consensuado a lo largo de 22 meses de unas conversaciones que intentan poner fin al conflicto colombiano y que han dado como fruto acuerdos en tres de los cinco puntos que contiene la agenda que rige el proceso: el tema de la tierra, la participación política y las drogas ilícitas.

Los documentos se pueden consultar en la página web sobre el proceso colombiano www.mesadeconversaciones.com.co y en ellos aparecen estampadas las firmas de los negociadores de ambas partes.

En un comunicado conjunto, las delegaciones del Gobierno y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dieron a conocer la difusión de estos textos y recordaron que desde que se iniciaron los diálogos -con sede permanente en La Habana- han informado “de la manera más fidedigna posible” sobre los avances de la negociación.

“Sin embargo, persisten todo tipo de especulaciones sobre lo acordado. Especulaciones que son producto unas veces del desconocimiento de los comunicados e informes (difundidos por la mesa de negociación) y otras de una intención clara de desinformar a la opinión pública”, señalaron las partes.

“Por esa razón, y como una medida de transparencia, decidimos hacer públicos los textos de los borradores conjuntos”, añadieron.

En los documentos se encuentran señalados aspectos en los que no se ha logrado consenso o cuya discusión se ha remitido a otros puntos de la agenda.

Las partes insistieron en recordar su principio de que, en el actual proceso de paz, “nada está acordado hasta que todo esté acordado (…). Hasta que no haya un acuerdo sobre todos los puntos en su conjunto, no hay un acuerdo definitivo sobre ninguno de ellos”.

El jefe de la delegación de paz del Gobierno, Humberto de la Calle, compareció ante los medios en La Habana para explicar la decisión aunque también defendió que la mesa de negociación no va a “renunciar a la necesaria confidencialidad de futuras discusiones y acuerdos en construcción”.

Se espera que mañana jueves los negociadores de las FARC den su versión sobre la difusión de los documentos.

Fue el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien anunció este miércoles desde Estados Unidos que se harían públicos los acuerdos.

Santos, que mañana intervendrá en la Asamblea General de la ONU, insistió en que esa decisión reafirma la transparencia de los diálogos y que “no se está negociando” ni el modelo económico, democrático o de desarrollo del país.

Y es que varios grupos críticos con el desarrollo de las negociaciones, como algunos sectores militares o el partido de derechas Centro Democrático, liderado por el expresidente Álvaro Uribe, han señalado que aspectos ajenos a la agenda oficial se estaban debatiendo en la capital cubana.

Tras el anuncio, la clase política colombiana celebró hoy la difusión de los acuerdos del proceso de paz, una decisión que fue rápidamente aplaudida por el expresidente y ahora Secretario General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper.

“(Es) la oportunidad para decir que en el proceso no hay gato encerrado”, valoró en declaraciones a RCN.

El presidente de la Comisión de Paz del Senado, Roy Barreras, explicó que “los colombianos vienen demandando saber en qué va ese proceso del que depende la paz de Colombia y el futuro del país”.

Más crítico se mostró el Procurador General, Alejandro Ordóñez, que indicó que la decisión de publicar la totalidad de los textos “estaba en mora (retrasada)”, pero que aún así le parece bien porque “esas conversaciones deben conocerse y ser públicas”, según recoge el diario El Espectador.

Por su parte, la Iglesia colombiana pidió a través del presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Luis Augusto Castro, que los borradores se traduzcan a “un lenguaje muy sencillo para que la gente común y corriente, los menos letrados y enterados en el asunto, puedan entender”.

Actualmente los negociadores del Gobierno y la guerrilla celebran en La Habana el ciclo 29 de sus diálogos de paz, que ahora están centrados en el debate sobre el tema de las víctimas. EFE