Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dos civiles mueren en Donetsk tras impactar un proyectil en un restaurante

Moscú, 8 oct (EFE).- Al menos dos civiles murieron hoy en la ciudad de Donetsk, en el este de Ucrania, por el impacto de un obús en un restaurante, informó un corresponsal de la agencia rusa RIA Nóvosti desde el lugar de los hechos.


Publicidad

Otro proyectil dejó al menos nueve heridos tras estallar en un supermercado de esa ciudad, habitada por casi un millón de habitantes antes del estallido del conflicto armado entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos.

Los insurgentes responsabilizaron a las fuerzas ucranianas de cañonear con su artillería los barrios residenciales de la ciudad a pesar de la tregua alcanzada hace un mes entre los dos bandos.

“El cañoneo se lleva a cabo desde las localidad de Peskí y Kárlovka (controladas por las tropas de Kiev). Nosotros no disparamos contra las ciudades”, afirmó el jefe del autoproclamada república popular de Donetsk, Alexandr Zajárchenko.

Aunque el alto de fuego decretado el 5 de septiembre se respeta en general, la ciudad de Donetsk no ha dejado de ser en ningún momento escenario de continuos cañoneos y escaramuzas entre las partes beligerantes.

Al menos tres civiles perdieron la vida ayer, según las autoridades municipales de la ciudad, a consecuencia del fuego de artillería del que ambos bandos se culpan mutuamente.

Desde hace varias semanas, las fuerzas de Kiev y las milicias rebeldes luchan encarnizadamente por el control del aeropuerto internacional de esa ciudad, una batalla que ya ha dejado varios muertos en ambos lados de la contienda.

Los prorrusos han justificado su asalto al recinto en medio de la tregua con el argumento de que las fuerzas ucranianas disparan desde ese lugar contra la ciudad, mientras Kiev acusa a los rebeldes de atacar sus posiciones con el objetivo de arrebatarles la estratégica plaza. EFE