Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corea del Sur mantiene oferta de diálogo al Norte a pesar de tensión militar

Seúl, 21 oct (EFE).- Corea del Sur confirmó hoy que mantiene intacta su propuesta de celebrar un diálogo de alto nivel con Corea del Norte pese a los recientes choques militares, provocados deliberadamente, según expertos, por el régimen comunista para ganar ventaja en las negociaciones.


Publicidad

Corea del Sur “espera que el segundo contacto bilateral de alto nivel se celebre el 30 de octubre” independientemente de la tensa situación militar que vive estos días con su vecino, indicó a Efe una representante del Ministerio de Unificación de Seúl.

En todo caso, Pyongyang todavía no ha respondido a la propuesta emitida por el Sur la semana pasada para celebrar la que sería la segunda reunión bilateral de alto nivel en siete años, después de una primera mantenida en febrero pasado.

Los pasados días han estado marcados por la tensión, ya que Norte y Sur han protagonizado varios choques militares, el último de ellos un intercambio de disparos el pasado domingo en la Zona Desmilitarizada (DMZ) que divide en dos la península coreana.

El gobierno de Corea del Sur acusa al Norte de haber provocado intencionadamente los últimos altercados, sellados sin consecuencias graves, y algunos expertos evalúan que el régimen de Kim Jong-un trata de elevar la presión para ganar ventaja en las negociaciones bilaterales.

Corea del Norte busca con este tipo de acciones tomar la iniciativa en las relaciones intercoreanas”, comentó a Efe el profesor Chang Yong-seok, analista del Instituto de Estudios para la Paz y la Unificación de la prestigiosa Universidad Nacional de Seúl.

Chang opina que el Estado comunista puede permitirse obrar “de esta peligrosa manera” debido a que “confía en su superioridad militar sobre Corea del Sur gracias a las armas nucleares y misiles” del poderoso Ejército Popular, que cuenta con más de un millón de efectivos.

Mientras, Corea del Norte acusó el lunes al Sur de haber provocado la última refriega en la zona desmilitarizada que separa ambos países y amenazó con “tomar represalias” si se vuelve a producir un incidente similar.

En esta coyuntura, Seúl anunció hoy que reforzará aún más su defensa contra la amenaza norcoreana al desplegar desde finales de este año nuevos radares capaces de detectar drones y otros dispositivos militares del país vecino a baja altura.

Norte y Sur permanecen técnicamente enfrentadas desde la Guerra de Corea (1950-53), que finalizó con un armisticio nunca reemplazado por un tratado de paz definitivo. EFE