Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Alto funcionario de Obama sostiene que Netanyahu “no tiene agallas”

Foto de Archivo: La República.

Washington, 29 oct (EFE).- La Casa Blanca trató de distanciarse hoy de los comentarios de un alto cargo del Gobierno de Estados Unidos que llamó “cobarde” al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y los calificó de “inapropiados y contraproducentes”.


Publicidad

“Definitivamente esa no es la opinión de la Administración (del presidente Barack Obama) y creemos que ese tipo de comentarios son inapropiados y contraproducentes”, sostuvo en un comunicado Alistair Baskey, un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Obama y Netanyahu mantienen consultas sobre distintos asuntos “frecuentemente”, enfatizó Baskey al recordar que el primer ministro israelí visitó la Casa Blanca recientemente, a comienzos de octubre.

No obstante, el portavoz admitió que ambos mandatarios “no están de acuerdo en todos los temas” y citó como ejemplo la construcción de asentamientos israelíes en Jerusalén Este, algo que Estados Unidos considera “ilegítimo”.

El nuevo roce entre los dos países, cuya relación atraviesa una profunda crisis desde hace meses, se ha producido a raíz de un artículo publicado por la revista estadounidense The Atlantic, en el que un alto cargo de la Administración de Obama, que no es identificado, califica de “cobarde” a Netanyahu.

Poco después, en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, insistió en que esos comentarios “no reflejan” la posición de EEUU ni la opinión de Obama.

Earnest dijo no conocer qué alto funcionario hizo las declaraciones sobre Netanyahu y dijo que duda de que Obama lo sepa.

Además, el portavoz enfatizó que el mejor ejemplo de la “fuerte” relación bilateral y de la importancia que le da el Gobierno de Obama es que este mismo jueves la principal asesora de seguridad nacional del presidente, Susan Rice, recibirá a una delegación de altos funcionarios israelíes.

Por su parte, el ministro israelí de Economía y líder ultranacionalista, Naftalí Bennet, aseguró hoy que esos comentarios sobre Netanyahu son un ataque a todo el pueblo judío.

El propio Netanyahu salió al paso para insistir en que no variará sus políticas y defendió que las relaciones con Estados Unidos son aún firmes.

“Pese a todos los ataques que recibo, continuaré defendiendo nuestro estado. Seguiré defendiendo a los ciudadanos de Israel”, manifestó hoy en una reunión en el Parlamento (Kneset) en respuesta al artículo, en el que también se subraya que el único fin de Netanyahu es “mantener el poder”.

Las duras críticas a Netanyahu por parte de EEUU y de la Unión Europea (UE) arreciaron a raíz del anuncio el lunes de la implementación de planes para construir más de un millar de viviendas israelíes en Jerusalén Este.

Dentro de EEUU los republicanos tampoco tardaron hoy en criticar los comentarios del alto funcionario gubernamental sobre Netanyahu y en defender la importancia de la alianza con Israel.

El presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, el republicano John Boehner, subrayó en un comunicado que esas declaraciones evidencian “la retórica irrespetuosa usada una y otra vez” por el Gobierno de Obama con respecto “a la relación especial” que EEUU tiene con Israel.

Según Boehner, el “liderazgo” de EEUU en el mundo se basa, entre otras cosas, en el “inquebrantable apoyo” a los amigos y aliados como Israel.

En la misma línea, el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, comentó en otro comunicado que la “prioridad” del Gobierno de Obama debe ser “derrotar” a enemigos como los yihadistas del Estado Islámico (EI) y no “estar insultando” a los aliados, algo que calificó de “inexplicable y peligroso”. EFE