Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Multan al mexicano que irrumpió en la ceremonia del Nobel de la Paz

Un guardia de seguridad se lleva a un activista, que intentaba acercarse al escenario con una bandera mexicana, durante la ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz a la adolescente paquistaní Malala Yousafzai y al presidente de la Marcha Global contra el Trabajo Infantil, el indio Kailash Satyarthi en el Ayuntamiento de Oslo. EFE/Cornelius Poppe

El estudiante mexicano que ayer interrumpió el acto de entrega del Nobel de la Paz deberá pagar una multa por alteración del orden y por entrar de forma ilegal en el ayuntamiento de Oslo, escenario de la ceremonia.


Publicidad

La sanción, que asciende a 15.000 coronas noruegas (1.693 euros, 2.098 dólares), ha sido aceptada por el joven, por lo que la Policía de Oslo da por cerrado el caso en su vía penal.

Adan Cortes Salas, un estudiante mexicano de 21 años que llevaba dos semanas en Noruega, ha sido transferido a la unidad de extranjería de la Policía y será trasladado luego al centro de internamiento para extranjeros de Trandum, al norte de Oslo, consta en un comunicado.

La Dirección de Extranjería de Noruega se hará cargo de su expediente, ya que había solicitado hace dos días asilo político en este país nórdico.

El joven subió al estrado con una bandera de México cuando la paquistaní Malala Yousafzai y el presidente de la Marcha Global contra el Trabajo Infantil, el indio Kailash Satyarthi, posaban con la medalla y el diploma acreditativos del Nobel de la Paz.

Tras ser apartado por el líder del Comité Nobel noruego, Thorbjørn Jagland, fue retirado segundos después por la seguridad.

Según informó ayer un portavoz policial en rueda de prensa, ni tenía invitación para acceder al ayuntamiento ni estaba acreditado como periodista, y se especula con que se pudo haber colado en medio de un grupo de gente para burlar el control de entradas y de identificación personal.

La bandera que llevaba el joven tenía una mancha roja en el centro, y según varios canales de televisión noruegos, antes de ser apartado, pidió a Malala que no “olvidase” a México.

Esos hechos, juntos a comentarios aparecidos en la red social Twitter, han provocado que se relacione el incidente con alguna reivindicación vinculada con los 43 estudiantes desaparecidos en la ciudad mexicana de Iguala hace meses, aunque la Policía noruega no ha querido especular sobre el tema.

El incidente, que ha provocado críticas de varios estamentos y de los medios noruegos, ha hecho que la Policía haya endurecido la seguridad en los restantes actos del programa del Nobel de la Paz, que finaliza hoy con un concierto en el Spektrum de Oslo. EFE