Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Oposición llevará al Congreso reclamo por enigmática muerte de Nisman

En esta imagen de archivo, tomada el 29 de mayo de 2013, Alberto Nisman, el fiscal encargado de investigar el ataque con bomba de 1994 a una mutual judía, habla con periodistas en Buenos Aires, Argentina. (Foto AP/Natacha Pisarenko, File)

Buenos Aires, 8 feb (EFE).- Al cumplirse hoy tres semanas del fallecimiento del fiscal Alberto Nisman, que había denunciado a la presidenta Cristina Fernández, el caso sigue plagado de enigmas, mientras la oposición se prepara para reclamar el esclarecimiento de la muerte el jueves en el Congreso, en simultánea con una polémica sesión impulsada por el oficialismo.


Publicidad

Nisman fue hallado sin vida, con un disparo en la cabeza, en el baño de su apartamento en Buenos Aires, el pasado 18 de enero, y desde entonces la fiscal a cargo del caso, Viviana Fein, ha ordenado varias medidas de prueba que de momento no han logrado arrojar luz sobre si se trató de un crimen o un suicidio.

La expectativa está puesta ahora en la declaración de Antonio “Jaime” Stiuso, exjefe de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia de Argentina, quien colaboraba con Nisman en la investigación del atentado en 1994 contra la mutualista judía AMIA.

Stiuso fue relevado días atrás por el Gobierno de guardar el secreto en relación a sus actividades de Inteligencia para que pueda ser indagado y hoy el periódico Perfil reveló por primera vez una foto actual del rostro del exespía.

Según la investigación, Nisman mantuvo contacto telefónico con un móvil a nombre de Stiuso un día antes de su muerte.

El Gobierno señala al exagente como instigador de una maniobra que llevó a Nisman a presentar, cuatro días antes de su muerte, una denuncia contra la presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento de los iraníes acusados por el ataque a la AMIA, en el que murieron 85 personas.

Hasta ahora el único imputado en el caso es Diego Lagomarsino, el informático que trabajaba con el fiscal y que le entregó el arma que acabó con su vida y fue hallada junto a su cadáver.

En tanto, organizaciones civiles, dirigentes políticos y referentes culturales publicaron hoy en periódicos de Argentina una solicitud reclamando la “verdad” en el caso por la muerte de Nisman y el esclarecimiento del atentado a la AMIA y de la denuncia del fiscal contra la presidenta.

En el documento, se solicita que la Corte Suprema controle y garantice el avance de todas estas investigaciones.

La solicitud es acompañada por firmas de dirigentes de la oposición, que se alista para una audiencia pública convocada para el jueves próximo en el Parlamento para tratar el caso por la muerte de Nisman y la denuncia del fiscal contra Fernández.

La audiencia, en la que se espera tomen la palabra referentes de organizaciones civiles y académicos, fue acordada días atrás por todos los bloques de oposición de ambas cámaras del Congreso.

La cita fue convocada en simultánea con la sesión para este jueves en el Senado en la que el oficialismo, mayoritario en ambas cámaras del Congreso, pretende aprobar y girar a Diputados una polémica reforma de los servicios de Inteligencia.

La iniciativa fue anunciada por el Ejecutivo tras la muerte de Nisman, que el Gobierno enmarca en una operación de desestabilización de agentes secretos desplazados de sus cargos en diciembre pasado.

El proyecto establece la disolución de la actual Secretaría de Inteligencia y su sustitución por la Agencia Federal de Inteligencia, que asumirá el mismo personal, aunque funciones como ordenar las escuchas telefónicas pasarán a la órbita de la Fiscalía General, encabezada por Alejandra Gils Carbó, cuestionada por la oposición por su proximidad con la presidenta.

Desde el oficialismo han criticado la ausencia de la oposición en el debate de esta iniciativa como así también la marcha que varios fiscales han convocado para el próximo día 18, la cumplirse un mes de la muerte de Nisman.

Ante las acusaciones de un supuesto sesgo opositor en la marcha, uno de los organizadores, el fiscal Guillermo Marijuan, aseguró hoy que se trata de una convocatoria a “toda la ciudadanía” y que “si entre la gente hay algún político que desea concurrir, que lo haga como un ciudadano común”.

“No es una marcha en contra de nadie. Acá no hay intención de estar en contra de nadie sino de evocar la figura de Nisman y expresar nuestra solidaridad con su familia y su equipo de trabajo”, explicó el fiscal en declaraciones radiales. EFE