Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EE.UU. preocupado por la presencia de milicias apoyadas por Irán en Irak

Washington, 11 mar (EFE).- El Pentágono vigila de cerca el papel de 20.000 milicianos chiítas “entrenados y equipados por Irán” en Irak, que están avanzando ante el Estado Islámico (EI) en la ciudad de Tikrit y podrían avivar la llama sectaria contra los suníes.


Publicidad

El jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., el general Martin Dempsey, dijo hoy en una audiencia en el Senado que el Pentágono está preocupado por la posibilidad que la llegada de milicias chiítas desemboque en una “limpieza étnica”.

El alto oficial militar estadounidense detalló que en el asalto a Tikrit participan alrededor de 3.000 miembros de las fuerzas iraquíes, 1.000 de tribus suníes y 20.000 milicianos “entrenados y equipados” por Irán.

Dempsey señaló que, por el momento, los avances de las milicias apoyadas por Irán contra los suníes del EI son positivos “en términos militares” para la estrategia de Estados Unidos contra los yihadistas, pero “nos preocupa qué pasará cuando los tambores de guerra dejen de sonar y se derrote al EI”.

“No sabemos si Irak se mantendrá en un camino que permita un gobierno integrador para todos los grupos en el país, eso nos preocupa mucho”, explicó Dempsey ante el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara alta.

El general, que estuvo acompañado por el jefe del Pentágono, Ash Carter, y el secretario de Estado, John Kerry, aseguró que, de momento, “no hay indicaciones de que (las milicias iraníes) se vayan a volver contra nosotros”.

“Pero estamos observándoles de cerca para saber si estas milicias, que se autodenominan Fuerzas de Movilización Popular, se implican en actos de venganza y limpieza étnica cuando recuperen territorio,”, aseguró Dempsey.

Para el general, lo que pase en Tikrit, que el Gobierno chiíta iraquí está intentando tomar, será “un punto de inflexión estratégico” sobre si estas preocupaciones sobre milicias, que líderes tribales locales aseguran que están dirigidas por los Guardianes de la Revolución iraníes, merman o se acentúan.

Las fuerzas iraquíes ya controlan el 75 por ciento del barrio de Al Qadesiya, el mayor de Tikrit, y han entrado en las zonas de Al Diyum, Al Hayakel y Al Sinai, ubicadas en el oeste de la urbe. EFE